Cuando la enfermedad llega

Carlos_luccaAcordémonos de que, a veces, perdemos la casa terrestre a fin de aprender el camino de la casa celeste; … hay épocas en que las heridas del cuerpo son llamadas a curar las llagas del alma, y situaciones en que la parálisis enseña la preciosidad del movimiento.

Emmanuel (3)

Si la enfermedad lo visitó, no piense que usted está siendo castigado por Dios. Si quiere curarse pare de pensar en el castigo, porque castigo es maldad y maldad no tiene el poder de curar cosa alguna. Piense en la enfermedad como una profesora de su perfeccionamiento espiritual, como alguien que le vino a salvar de un camino peligroso en que usted se conducía y no percibía que estaba cerca de caer en un precipicio.

La enfermedad es el camino que podrá llevarlo a una vida más saludable y feliz, desde que no se sumerja en las aguas de la rebeldía y del desespero.

¿Usted cree que Dios no está interesado en su felicidad?

La palabra venganza no existe en los Códigos Divinos.

Dios nos ama, sobretodo, cuando estamos frágiles y precisando de ayuda, como ahora. ¿Cuál es el padre amoroso que no haría cualquier cosa para rescatar al hijo en peligro?

Jesús se presentó para nosotros como el Buen Pastor, el Pastor que nos conoce y que está dispuesto a dar su vida por nosotros (4). Jesús sabe hasta la cantidad de cabellos en nuestra cabeza (5) y por eso conoce nuestras dificultades del momento. Él nos acompaña atentamente y desea aprovechar las tempestades de ahora para lavar nuestro corazón de la rabia, de la venganza, del resentimiento, de la tristeza y del miedo. Si continuásemos sucios, no soportaríamos el peso de nuestras propias manchas.

Los problemas en general procuran arrancarnos de la locura del mal, proporcionándonos un choque que nos despierta para las cosas esenciales de la vida.

(3) Fuente Viva, psicografía de Francisco Cándido Xavier, FEB.
(4) Juan: 10, 11-15
(5) Matero; 10-30.

¿Usted está dispuesto a aceptar la idea de que la enfermedad es un mal mucho menor y necesario para impedir los grandes males que le pasarían si usted continuase viviendo en su locura?

Extraído del libro “El Médico Jesús”
José Carlos de Lucca
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.