Vida feliz

joanaNo te canses de amar.

Es posible que la respuesta del amor no te llegue inmediatamente. Tal vez te causen sorpresa las reacciones que proporciona. Es posible que las encuentres desanimadas. Ocurre que, desacostumbradas a los sentimientos puros, las personas reaccionan por mecanismos de autodefensa.

Insistiendo, pues, conseguirás demostrar la excelencia de ese sentimiento sin límite y lo imitarás a aquellos a quien amas, recibiendo de vuelta la bendición de que se reviste.

Ama, por tanto, siempre.

***

Dosifica con cuidado tus emociones.

Una actitud afectada es siempre desagradable, tanto como el retraimiento injustificable es responsable por muchas dificultades en el relacionamiento social.

La afectación es disturbio de conducta y el retraimiento es síntoma de inseguridad. Auto-analízate con cariño y sinceridad, buscando superar las ansiedades y los temores que responden por tu comportamiento.

Actitudes tranquilas son resultado de una realización intima, que solamente conseguirás mediante ejercicios de oración, paciencia y meditación. Así, el control de tus emociones se hará posible.

***

Tus verdaderas necesidades no exceden el área de tus posesiones. Cada criatura nace o renace dentro del esquema que le proporciona las mejores posibilidades para ser feliz.

La inconformidad y la rebeldía, normalmente arman al individuo con ambición y violencia que generan estados desdichados, incluso cuando él consigue acumular excesos y cosas insignificantes que atribuye valores relevantes exagerados.

Nunca faltarían los recursos para la supervivencia humana, siempre y cuando no hubiese en los corazones el predominio del egoísmo, de la avaricia y del desinterés fraternal.

***

Sé amigo de la verdad, sin transformarla en un arma de destrucción o de ofensa.

No es tanto lo que se dice, que ofrece resultados positivos o desagradables, sino, la forma de como se dice. Además, la tuya puede no ser la verdad real, sino, un reflejo de ella. Y aunque lo fuese, no estás autorizado a esgrimirla con finalidades perturbadoras.

Antes de asumir la postura de quien corrige y enseña con la verdad, colócate en el lugar del otro, aquel a quien te irás a dirigir, y la conciencia te apuntará el rumbo a seguir y la mejor manera de expresarte.

***

Guíate siempre por la decisión que produzca menor suma de perjuicios a ti mismo y a tu prójimo. Antes de asumir compromisos, reflexiona al respecto de los posibles resultados, y más fácilmente sabrás elegir aquellos que te proporcionaran mejores frutos para el futuro.

Siempre que algunas ventajas para ti ofrezcan daños para otros, recházalas, dado que nadie podrá ser feliz irguiendo su alegría sobre el infortunio de su prójimo. Esto equivale decir: “No hagas al otro aquello que no te gustaría que él te hiciera.”

Lo que hoy pierdas en favor de alguien, mañana lo recibirás sin perjuicio de nadie.

***

No eres un observador distante de la vida. Estás en la condición de miembro del organismo universal, investido de tareas y responsabilidades, de cuyo desempeño, por ti, resultarán el orden y el éxito de muchas cosas.

La postura de quien observa de fuera produce enfoques y conclusiones equivocadas.
No obstante, la participación consciente da medida correcta y proporciona una mejor comprensión de los datos al alcance.

Considérate persona valiosa en el conjunto de la Creación, tornándote, cada día, más actuante en la Obra del Padre y haciéndola mejor conocida y más considerada.

Tu eres heredero de Dios, y el Universo, de alguna forma, te pertenece.

***

La irritabilidad es espino clavado en las carnes de la emoción, que debe ser extirpado.
Cuanto más permanece, empeora el estado de quien lo lleva, generando “infecciones” duraderas como perniciosas.

La persona irritable no necesita motivos para el mal humor, la insatisfacción. Los genera con facilidad, por conducirles los gérmenes en los sentimientos agresivos y amargados. Se hace intratable y exhala la enfermedad que le caracteriza la conducta. Se agrada, cuando desagrada; se alegra, cuando se venga a quien enfrenta, incluso que este nada le haya hecho de malo. Es siempre infeliz por placer.

Vence la irritación, o, de lo contrario, serás por ella destruido.

***

Si algún proyecto que elaboraste acabó en fracaso, no te enfades ni lo abandones por eso.

El aparente fracaso es la forma por la cual la Divinidad te enseña a corregir la manera de actuar, proporcionándote repetir la experiencia con más sabiduría.

Quien se recusa a reiniciar el trabajo, porque fracasó antes, no merece disfrutar el éxito de los resultados.

El arte de recomenzar es medida de engrandecimiento para quien aspira a más altos emprendimientos.

Nadie logra respuestas felices, sin las tentativas del fracaso.

La vida es constituida de lecciones que repiten hasta fijarse correctamente.

***

Todos sufren, mientras están en el mundo.

El dolor es un método eficiente para la renovación, cuando sucumben los beneficios del amor no vivido. Delante de esta fatalidad inevitable, que el Espíritu enfrenta en los más variados matices, cumple recibirla con dignidad y confianza.

Lo que hoy se presenta atormentante, amenazador, mañana se convierte en paz.

La enfermedad física o mental, la aflicción económica o moral, pasan, dejando los resultados conforme el grado de elevación personal a través del cual fueron recibidas.

No te consideres, pues infeliz, cuando sufras.

Retira los beneficios de la imposición ex – pungitiva y sigue adelante, con valor.

***

Dios conoce tu destino y dirige tu vida. Lo que te ocurre, mereces, a fin de conquistar nuevas marcas en la escala de la evolución.

Dios es Padre Misericordioso y vela por ti. Jamás te consideres despreciado, resbalando por la rebeldía y blasfemia.

El hombre debe practicar coraje y resignación, sin cuyos valores permanece espiritualmente niño.

Dios no tiene preferencias y nos ama a todos.

Déjate conducir por las ocurrencias que no puedes cambiar y altera con amor aquellas que te irán a beneficiar.

¿Desesperarte? ¡Nunca!

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Vida feliz”
Fragmento por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.