Vida feliz

JoannaMientras dispongas de recursos, cultiva la solidaridad. Eres un ser social y necesitas de la convivencia con tu prójimo, a fin de alcanzar las metas para las cuales renaciste.

La solidaridad es uno de los instrumentos más valiosos para el éxito de la tentativa.

Tórnate útil, se gentil, esparce la bondad y, en compensación, jamás te encontraras solo.

***

Usa la medida de tolerancia con tu prójimo, conforme la esperas recibir de alguien en momento propio.

Nadie existe, en la Tierra de hoy, que marche sin equivocaciones, sin temor, sin tormentos, generando aflicciones cuando desea acertar y produciendo sufrimiento cuando intentaba apaciguar, necesitando comprensión, como efecto, tolerancia.

Así, siembra hoy la tolerancia, de manera que la recojas mañana.

***

No obstante, el relacionamiento afectivo y social que mantienes, los testimonios que te colocaron en otra posición se hacen siempre sin condiciones de sorpresa, recogiendo a las personas a solas.

Los afectos, los amigos, los compañeros, podrán compartir tus dolores, pero, el tuyo, será siempre una cruz personal.

No podría ser diferente.

Al amparo de la justicia divina, cada hombre rescata de acuerdo con la deuda y crece conforme la circunstancia en que delinquió.

Equípate de paz y fe, preparándote para la ascensión que se te impone, inevitable.

***

Se amigó conveniente, sabiendo conducirte con discreción y nobleza junto a aquellos que eligen tu amistad.

La discreción es tesoro poco preservado en las amistades terrenas, normalmente sustituida por la insensatez, por la liviandad.

Todas las personas les gusta las compañías nobles y discretas, que inspiran confianza, favoreciendo la tranquilidad.

Escucha, ve, acompaña y conversa con nobleza, siendo fiel a la confianza que en ti depositen.

***

Hay quien cultive la verdad, tornándola arma para agredir a los otros.

La verdad, refleja luz mirifica, aclaradora de incógnitas, que jamás hiere o aflige. Es como pan, que debe ser ingerido sin exageración, o como linfa, que merece ser absorbida en la cantidad exacta. A medida que nutre y sacia, calma y felicita, enriqueciendo de comprensión y afabilidad en aquel que se adentra.

Jamás la apliques con dureza, como si fuese un arma para destruir a los otros, pues que, así tornada, pierde la finalidad principal que es la de liberar.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Vida feliz”
Fragmento por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.