Vida feliz

JoannaAngelisLa puntualidad, más allá de un deber, es también una forma de respeto y homenaje a quien te espera o depende de ti. Obrando con cuidado, el tiempo jamás te traicionará dejándote en atraso.

El hábito de llegar a tiempo es adquirido de la misma forma que el de la irregularidad de horarios.

Programa tus compromisos y despreocúpate serenamente de todos ellos, cada uno a su vez.

Cuando no puedas comparecer, o tengas que atrasarte, dilo antes, a fin de liberar a quien te espera. De este modo, cuando ocurre un imprevisto, y tengas que llegar tarde, incluso que no crean en tu justificación, estarás en paz.

***

Ante las dificultades del camino y las rudas pruebas de la evolución, resguárdate en la oración ungida de confianza en Dios, que te impedirá resbalar en el abismo de la rebeldía.

Un poco de silencio íntimo y de concentración, el alma en actitud de súplica, abierta a la inspiración, he aquí las condiciones necesarias para que llegue la apaciguadora respuesta divina.

Crea el clima de oración como hábito, y estarás en continua comunión con Dios, fortalecido para los desafíos de la marcha.

***

Son considerados infortunios a los sucesos naturales del progreso de la existencia humana: perdida de personas querías, accidentes con secuelas dolorosas, ruina económica, carencia afectiva, terremotos y otros cataclismos…

Ciertamente, constituyen problemas graves, no, desgracias reales, excepto para quien se deja revolucionar por sus efectos, destruyendo los valores elevados de la vida.

Sabiendo enfrentar esos fenómenos generadores de disgustos, de ellos se retiran valiosos bienes que ofrecen felicidad.

***

La oportunidad de elevación moral que la vida te permite debe ser aprovechada con sabiduría e inmediatamente.

La sucesión del tiempo es inevitable y, pasada la ocasión, he aquí la perdida.

Tiempo y viento que pasan no retornan jamás. Así, utilizaste provechosamente cada oportunidad de crecimiento intimo es bendición que libera.

Permanece vigilante, de manera que aproveches todas las horas de tu existencia carnal.

***

Respeta la lección equivocada, sin ningún resentimiento.

El aprendizaje dispone de varias técnicas para fijar el conocimiento. La del “error y el acierto” constituyen la más común y normal. En el área de los acontecimientos morales el proceso ocurre de la misma forma.

Error de hoy, reparado mediante la repetición de la experiencia, aprendizaje fijada para siempre.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Vida feliz”
Fragmento por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.