Minutos de Sabiduría

pastorino¡No te irrites nunca!

Si el colectivo se demoró en llegar, ten paciencia.

Si el vecino te incomoda, sopórtalo.

Tu irritación no mejora las cosas y… arruina tu hígado.

La irritación causa más sufrimientos a nosotros que a los demás; mientras que la paciencia es un bálsamo, siempre pronto para suavizar las heridas propias y ajenas.

***

Haz de la lectura un hábito diario. Acostúmbrate a tener un buen libro a mano, y notarás que es el mejor amigo, que conversará contigo, cuando lo desees. Elige libros instructivos, interesantes, sanos. Así como el cuerpo, también el alma necesita alimentarse.

Haz de la lectura un hábito tan indispensable como la respiración.

***

Trata de dominarte y de vencerte a ti mismo. Victorioso no es el que vence o los demás, sino el que se domina a sí mismo, frenando sus vicios y venciendo sus defectos.

La victoria sobre sí mismo es mucho más difícil, y quien lo consigue puede ser catalogado como verdadero héroe.

Aprende a dominarte y no te desanimes jamás. Si aún no lo has conseguido, comienza de nuevo, y un día lo lograrás.

***

No te enfades con tu amigo solo porque él está de mal humor. Aprende a disculpar.

Cuantas veces tu también estas irritado, y contestas mal a tus amigos… y sin embargo te gusta que te disculpen. Tú no sabes lo que tienen, desconocer sus problemas íntimos… entonces, discúlpalos.

No los trates mal, olvida y continúa amándolos. Es la mejor manera de demostrar tu amistad y comprensión.

***

Ayuda a todos los que están enfermos. Mañana, quizás, desearas que alguien te visite en la enfermedad.

Visita a los enfermos solitarios que desean una palabra de consuelo y de cariño. No solo a tus parientes y amigos, sino también a los pobres desconocidos y abandonados, que no encuentran una sonrisa de aliento y que están sedientos de solidaridad humana y de amor.

Minutos de Sabiduría
C Torres Pastorino

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.