Busquemos nuestro cambio interior

cristalEn la actualidad se aproximan cambios, pues son parte de nuestra vida, a cada momento podemos percibir que sufrimos todo tipo de cambios, pero infelizmente, no cambiamos nuestro interior.

A cada momento nos quejamos porque el vecino hace ruido, nos quejamos porque el compañero de trabajo no cumple con su cometido, nos quejamos porque la esposa o esposo no está atento de nosotros, nos quejamos prácticamente de todo, sin embargo, no utilizamos estas quejas para nosotros.

Muchas veces no nos damos cuenta que las quejas que hacemos de los demás deberíamos vernos a nosotros mismos, porque si nos mirásemos con mayor atención, percibiríamos que nuestras quejas comienzan en nosotros mismos, es decir, lo que nos molesta de los demás lo tenemos dentro de nosotros.

Cuando nos quejamos del compañero que no hace las cosas bien, deberíamos de aceptar las cosas como son, porque antes de gastar fuerzas y generar esa distorsión en nuestra mente, comprenderíamos que muy posiblemente no estaremos libres de que otros se quejen de nosotros, y eso debería abrirnos los ojos al respecto, pues es muy posible que nosotros generemos muchas más quejas.

Tenemos que comprender al semejante, tenemos que mirar nuestro interior observar que los cambios deben comenzar en nuestro interior, no buscando afuera. Para aceptar como son los demás, aceptemos como están las cosas a nuestro alrededor. Tenemos que entender que nosotros tenemos pocos motivos para exigir que los demás cambien, porque eso nunca sucede, pero somos nosotros que tenemos que cambiar, tenemos que saber que el mundo está como tiene que estar, el problema es que cuando nuestro interior esta desordenado, vemos el mundo igual y vivimos en esa realidad, cuando el problema no es el mundo somos nosotros.

El que dentro de sí tiene calma y serenidad y dentro de sí tiene la paz y la tranquilidad,  entonces su mundo, el mundo que todos estamos viviendo lo verá todo, podrá ver los problemas ajenos con mejor objetividad, y el mundo lo verá no tan desordenado. Por eso repetimos que el mundo exterior lo veremos en condición de cómo esta nuestro interior. Por esta razón, comencemos a armonizar nuestro interior, a plagiar en todo lo posible las enseñanzas de Jesús y así teniendo las directrices del Maestro tendremos todo lo necesario para aprender, porque el Maestro Jesús nos enseñó el camino para ser felices, entretanto, depende de nosotros empezar a caminar.

Espíritu Rafael.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.