Inmunización Espiritual

emmanuelSi te decides, efectivamente, a inmunizar el corazón contra las influencias del mal, es necesario que te convenzas:

que todo minuto es llamamiento de Dios a nuestra mejoría y renovación;

que toda persona se reviste de importancia particular en nuestro camino;

que el mejor proceso de recibir ayuda es ayudar en favor de alguien;

que la paciencia es el principal ingrediente en la solución de cualquier problema;

que sin amor no hay base firme en las construcciones espirituales;

que el tiempo usado en queja es robado al trabajo;

que despreciar la simpatía de los otros, en nuestra tarea, es lo mismo que pretender sembrar un campo sin pensar labrarlo;

que no existen personas perversas y si criaturas enfermas solicitándonos amparo y compasión;

que el resentimiento es siempre foco de enfermedad y desequilibrio;

que nadie sabe sin aprender y nadie aprende sin estudiar;

que, en suma, no basta pedir a los Cielos, a través de la oración, para que bajen a la Tierra, sino también cooperar, a través del servicio al prójimo, para que la Tierra se eleve igualmente para los Cielos.

Emmanuel

Médium Francisco Cándido Xavier
Del libro “Paz y renovación”
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.