Erradicación del mal

fe.Con excepción de aquellos que viven en la Tierra, en el desempeño de tareas especializadas de amor y elevación, todos los espíritus que se encarnan o reencarnan en el mundo se conservan en el plano físico, señalados por compromisos diversos, como es:

necesidad de evolución;
imperativos de perfeccionamiento;
encargos expiatorios;
supresión de conflictos.

En vista de esto, las peores calamidades susceptibles de ocurrir en la existencia particular de la persona serán siempre;

no conocer obstáculos;
ignorar limitaciones;
jamás enfrentar el peso del fracaso;
no tener opositores;
no atravesar desilusiones;
no soportar, alguna vez, el vacío de la soledad.

Eso porque solo la crisis y el sufrimiento realizan el cambio y solo el cambio determina la renovación, a través de la cual el bisturí de la vida puede hacer la erradicación del mal, en el interior de nosotros mismos.

Albino Teixeira

Médium Francisco Cándido Xavier
Del libro “Paz y renovación”
Traducido por Jacob

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba