Vida feliz

joannaEsté tu cansancio continuo, acompañado de insatisfacción y de mal humor, es una señal roja de peligro en tu vida.

Resulta de la manera irregular de cómo vas aplicando tus recursos y energías, sin el competente restablecimiento.

No te bastará dormir, dar descanso al cuerpo, si permaneces emocionalmente inquieto, ansioso.

Así, da un balance de tus actos, medita en profundidad y percibirás que te está faltando el “pan del espíritu”, que nutre y reconforta. Reorganiza la vida y busca el equilibrio, mientas estas a tiempo.

***

Examina cuanto tiempo diariamente dedicas a tu vida espiritual.

Trabajas, te vistes, te distraes, te alimentas, duermes y reservas breves minutos al espíritu encarnado, mediante una rápida oración, una pequeña lectura, o escuchas una conferencia, a veces ninguna de estas concesiones le permites.

El hombre no es solamente el cuerpo-mente. Antes de todo es el ser espiritual, que conduce los implementos cuerpo-mente y exige atendimiento espiritual para ejecutar bien tareas al respecto suyo.

El cuerpo necesita de cuidado para vivir, pero, el alma, también.

***

La envidia es un gran enemigo, que necesitas combatir en tu mundo íntimo. Ella se insinúa, cruel, en los cuadros mentales, y desequilibra la emoción.

Se torna controlador impiedoso y capataz insensible.

Arma mentiras, se venga por el pensamiento, a través de la palabra y de la acción, persigue implacablemente.

Incontables crímenes se originan en la envidia, fuera de aquellos que no llegan a consumarse.

La envidia es inferioridad que tiene que ser corregida y transformada en compañerismo y satisfacción.

***

No des tus espacios mentales para los pensamientos vulgares.

Rellena todas las brechas con ideas de edificación, de la acción del bien, de la felicidad propia y ajena.

Es en la mente que se inician los planes de acción.

La mente ociosa crea imágenes infelices que se corporifican con alto poder de destrucción, consumiendo quien los elabora y alcanzando a las otras personas.

Lucha con voluntad para que la “hora vacía” no se rellene de basura mental tornándote infeliz o vulgar.

***

La tristeza es mensajera de sufrimiento.

No te prendas a ella, ni permitas contaminarte por sus miasmas. Es cierto, que no todos los días son claros y ricos de alegría.

Hay ocasiones en que el sufrimiento parece dominar los cuadros de tu actividad.

No obstante, examinadas las dificultades y sentidos los dolores, haz el sol íntimo, ahuyentando la tristeza de tu mente, a fin de que más fácilmente superes los difíciles acontecimientos.

El cultivo de la tristeza abre campo a varias enfermedades de la mente, de la emoción y del cuerpo.

***

Se prudente siempre.

Es mejor perder algo en una disputa, de que te agarres en una lucha más perjudicial, que te traerá daños mayores.

No se trata de tener miedo, pero sí de poseer sabiduría.

El hombre pacifico es feliz, y las quincallerías no le pueden perturbar.

El problema es de elección. Que será mejor: ¿ganar un altercado, para no ser ignorante o bobo, o perderla, siendo prudente y sabio?

La cordura siempre vence. Lo que no logra exteriormente, lo consigue en paz interna.

Espíritu Joanna de Ângelis

Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Vida feliz”
Fragmento por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.