Movimiento Tú y la Paz – Balneario Camboriú. 03 de abril de 2016

DvialdoEl domingo amaneció radiante. Se respiraba paz. La 6ª edición del Movimiento Tú y la Paz, en el Balneario Camboriú, Estado de Santa Catarina, ya se anunciaba exitosa. A partir de las 14:30 comenzó la concentración para la Marcha por la Paz, en la Plaza Almirante Tamandaré. A las 15:00, viarios cientos de personas iniciaron la marcha, que recibió adherentes a lo largo del itinerario, hasta llegar al lugar donde estaba el palco del acto, en la Barra Norte, en las proximidades del Hotel Marambaia. A las 16:00 de una tarde espléndida, dio comienzo la presentación artística con el Trío Emboscada.

El Movimiento Tú y la Paz, creado por Divaldo Franco en 1998, posee un carácter civil, apolítico e interreligioso. El Movimiento se propone divulgar la importancia de la cultura de la no-violencia, incentivando acciones de la ciudadanía compatibles con la edificación permanente de la paz. Fueron invitados al escenario, el Presidente de la OAB del Balneario Camboriú, promotora del acto, el Dr. Juliano Mandelli Moreira; el Prefecto Municipal, Edson Renato Dias, representado por el Secretario de Seguridad, Edemir Meister; la EMBRAED –Empresa Brasileña de Edificaciones-, representada por su Presidente, Sra. Tatiana Rosa Cequinel; Eduardo Meneghelli Jr; la Federación Espírita Catarinense, a través de su presidente Olenyr Teixeira; el representante de la Iglesia Católica –Parroquia Santa Inés-, Padre Celso; la Seicho-no-ie; la UNIPAZ –Universidad Internacional de la Paz, representada por Elaine Raymundo Pavesi; la CAPPAZ –Hermandad de Artistas y Poetas por la Paz, representada por Joyce Lima Krischke; la AGASC –Asociación Gaúcha de Santa Catarina, Gilboé Langaro; y Divaldo Pereira Franco, Embajador de la Paz.

Después de que se entonaron el Himno Nacional y el del Balneario Camboriú, y de la suelta de palomas, el Dr. Juliano Mandelli Moreira, Presidente de la OAB-BC, promotora del acto, agradeció, reconociendo el protagonismo de Divaldo Franco en esa área de la promoción de la paz, deseando que cada uno pudiese hacer una reflexión sobre la paz, inspirada en las grandes personalidades mundiales incentivadoras y promotoras de la paz.

El Secretario de Seguridad, Edemir Meister, en representación del Prefecto Municipal, rindió homenaje al ilustre orador espírita, pacifista, disertante de renombre mundial, idealizador y fomentador del Movimiento Tú y la Paz, e hizo entrega de la distinción Llave de la Ciudad del Balneario Camboriú, a Divaldo Pereira Franco.

Divaldo Franco fue invitado a hacer entrega de los Trofeos del Movimiento Tú y la Paz, en homenaje a las siguientes personalidades: Dr. Juliano Mandelli Moreira, Presidente de la OAB-BC; al Prefecto Municipal del Balneario Camboriú, representado por Edemir Meister, Secretario de Seguridad; a la Fundación Cultural del Balneario Camboriú; Eduardo Meneghelli Jr; a la Parroquia Santa Inés de la Iglesia Católica; a la UNIPAZ; a la Federación Espírita Catarinense; a la Secretaria de Seguridad del Balneario Camboriú; a Seicho-no-ie; a EMBRAED; y a AGASC.

A un público estimado en casi cinco mil personas, Divaldo Franco agradeció el homenaje, reconociendo no merecerlo, pues nada ha hecho de especial, además de realizar algo -como un deber- en favor del prójimo, y transfirió el homenaje al insigne Profesor Hippolyte Léon Denizard Rivail, conocido como Allan Kardec, el Codificador de la Doctrina Espírita.

Haciendo mención a tres grandes hombres de la Historia, dedicados a la edificación de la paz, Divaldo Franco aludió a los actos y a las personalidades de Mohandas Karamchand Gandhi -más conocido como Mahatma Gandhi; de León Tolstoi, escritor ruso que se convirtió al cristianismo, quien adoptó y difundió el concepto de no-violencia; y de Martin Luther King, Jr., pastor protestante y activista político estadounidense, destacado líder del movimiento de los derechos civiles de los negros en los Estados Unidos de Norteamérica.

Pitágoras, Sócrates, Platón, Aristóteles, Epicuro, Diógenes, Zenon de Citio, filósofos y pensadores extraordinarios, contribuyeron y contribuyen a que el hombre se conozca en mayor profundidad, evaluando sus posibilidades y potencialidades. No obstante, inigualable e incomparable, la humanidad conoció al Hombre de Nazaret, y con Él el sentido de la vida, o sea el amor. El amor de una forma no común, sin condicionantes, absoluto. Cada individuo es el fruto de lo que hace, enseñaba el Maestro Jesús, quien sintetizó las Leyes Divinas en amar a Dios, y al prójimo como a sí mismo, dos códigos de conducta infalibles. La propuesta filosófica de Jesús es la de la responsabilidad.

Ernest Renan, filósofo, escritor e historiador francés del siglo XIX, ateo, tuvo oportunidad de afirmar que Jesús fue un hombre incomparable, una personalidad tan relevante que no cupo en la Historia de la humanidad, sino que la dividió en antes y después de Él. Parafraseando a Madame Roland, que antes de que fuera guillotinada, el 08 de noviembre de 1793, exclamó: ¡Oh, libertad! ¡Oh, libertad! ¡Cuántos crímenes se cometen en tu nombre! Divaldo expresó: ¡Oh, Paz! ¡Oh, Paz! ¡Cuántos crímenes se cometen en tu nombre, con el disfraz de la hipocresía humana. Existe una necesidad urgente de hacer una revolución pacífica, a partir del Amor, como Gandhi intentó hacerla.

El hombre puede acabar con las guerras, puede vivir en paz, aboliendo el individualismo, el sexismo y el consumismo. Es necesario que cada individuo sea generoso y desarrolle el sentimiento de gratitud. Gratitud a la vida, y como criatura interdependiente, ser agradecida a aquellos que tornaron sus acciones y los días de sus existencias, y sus propias tareas más sencillas de ser realizadas. El mensaje es el de la búsqueda de la paz; no es el que va a extinguir las guerras exteriores, sino el mensaje de la transformación individual, eliminando la guerra íntima.

Quien ama al Cristo está en paz, es alegre. La paz en el mundo comienza en mí, expresó el Embajador de la Paz en el Mundo, Divaldo Franco, transformándose en un pacifista. Después de visitar 186 penitenciarías y 434 casas de detención en todo el planeta, y de entrevistar a decenas de presos y de víctimas, Divaldo resolvió hacer algo en favor de la no-violencia, y creó el Movimiento Tú y la Paz.

Aunque una persona no tenga ninguna religión puede ser un buen ciudadano, adoptando actitudes de equilibrio emocional y sentimental, teniendo en consideración las necesidades del prójimo, pacificándose. La vida posee un sentido ético que es el amor, por lo tanto ame indistintamente, aun cuando no sea amado, enseñó el Profesor Divaldo.

Luego de que recitara el Poema de la Gratitud, de Amélia Rodrigues, se entonó al unísono la Canción Paz por la Paz, de Nando Cordel. Profundamente emocionados, los participantes, envueltos en sentimientos de paz y armonía, permanecieron al borde del mar, disfrutando de aspirar la paz.

Texto: Paulo Salerno
Fotos: Jorge Moehlecke

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.