Posesión Espirita

servirEl espirita es el compañero de la humanidad que posee:

Tanta comprensión que incluso en las situaciones difíciles, contra sí mismo, jamás cae en la susceptibilidad o en la queja.

Tanta energía de ideal que nunca se extiende las sugestiones del desánimo, por peores que sean las crisis que atraviese;

Tanto optimismo que, incluso en los más escabrosos sufrimientos, sabe siempre sonreír y dar valor a sus hermanos;

Tanto espíritu de servicio que no se cansa, en tiempo alguno, de repetir la donación del auxilio que pueda hacer, en beneficio de los semejantes;

Tanta fe en la Providencia Divina que jamás se permite adentrarse en el desespero o en la aflicción;

Tanto entendimiento que nunca se deja enredar por intriga o maledicencia, encontrando siempre algún medio de amparar a las víctimas de las tinieblas, en el camino de la rehabilitación;

Tanta dedicación a la fraternidad que nada sabe acerca de respuesta o venganza, por vivir constantemente en el clima de la caridad y del perdón;

Tanta dedicación al trabajo que no se complace en la ociosidad, aun cuando disponga de avanzados recursos materiales;

Tanta voluntad de seguir los ejemplos del Cristo de Dios que no encuentra ningún placer en comentar el mal, en vista de llevar el corazón incesantemente vuelto para el ejercicio del bien.

En suma, el espirita es propietario de valores y bendiciones en el reino del alma, capaz de ser feliz en la abundancia o en la carencia, en la elevación social o en el lugar más sencillo del mundo, a la vez que carga en sí y por si los tesoros de vida eterna.

Albino Teixeira

Médium Francisco Cándido Xavier
Del libro “Paz y renovación”
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.