El libro de los Espíritus

AllanKardec1Luz que indica el camino

La historia de las civilizaciones se perpetúa a través de los libros, proporcionando enriquecimiento histórico y cultural de los pueblos. El libro, cada vez más leído, se vuelve instrumento actuante sobre la mente humana. Los libros tanto pueden enriquecer, ampliar, liberar, como deturpar o esclavizar consciencias. Por tanto, es necesario valorizar aquellos que dignifican al hombre.

Bajo la luz bendecida del Consolador, El libro de los espíritus conmemora 156 años iluminando consciencias.

Según la publicación del propio Codificador: Contiene la doctrina completa, como lo dictaron los propios Espíritus, con toda su filosofía y todas sus consecuencias morales. Es la revelación del destino del hombre, la iniciación en el conocimiento de la naturaleza de los Espíritus y en los misterios de la vida del más allá del túmulo. Quien lo lee comprende que el Espiritismo tiene un objetivo serio, que no constituye un frívolo pasatiempo. (1) Su contenido se distribuye en cuatro partes; los temas, previamente escogidos, son desarrollados de forma muy original: preguntas y respuestas. En una disposición que facilita agradable lectura y su entendimiento.

La primera edición de esa obra monumental fue revelada al público el 18 de abril de 1857. No fue por casualidad que esa fecha fuese gravada en los anales del Espiritismo. Tan importante es que, en la actualidad, ha sido instituida como Día Nacional del Espiritismo. El éxito del lanzamiento fue esplendido. La primera edición se agoto rápidamente. En marzo de 1860, después de la revista, corregida y ampliada, fue lanzada la segunda edición, con su contenido y formato definitivos. Se completo, de esa forma, el primer libro de la Codificación Espirita en toda su amplitud filosófica y moral. (2)

El Espíritu Baluze, en comunicación mediúmnica y espontanea, hizo referencia a ese estandarte del Espiritismo: Y cuando tantas esperanzas no piden sino que esparcirse, cuando tantas otras religiones están, como esa, en una postración moral, deseamos que, en todos los corazones, en todas las esquinas perdidas de este mundo, entre El Libro de los Espíritus. Solo la doctrina que encierra será capaz de cambiar el espíritu de las poblaciones (…) (3) (Destaque nuestro)

En 1868, al ser lanzada, La Génesis, Allan Kardec resalta en sus páginas: El libro de los Espíritus solo consolido su credibilidad, por ser expresión de un pensamiento colectivo, general. En abril de 1867, completo sus primeros 10 años. En ese intervalo, los principios fundamentales, cuyas bases se asentó, fueron sucesivamente completados y desarrollados, por virtud de la progresividad de la enseñanza de los Espíritus. Ninguno, pues, fue desmentido; todos, sin excepción, permanecieron de pie, más vivos que nunca, en cuanto que, de todas las ideas contradictorias que algunos intentaron oponer, ninguna prevaleció. (…) (4) (Destaque nuestro)

Tan importante se convirtió El libro de los Espíritus, que los periódicos de la época se apresuraron en publicar artículos favorables sobre esa obra monumental: El libro de los Espíritus, del Sr Allan Kardec, es una página nueva del gran libro del infinito, y estamos persuadidos de que un marcador señalara esa página. Quedaremos desolados si pensasen que acabamos de hacer aquí un anuncio bibliográfico; si pudiésemos suponer que así fuera, quebraríamos nuestra pena inmediata. No conocemos absolutamente el autor, pero confesamos abiertamente que quedaran felices en conocerlo. Aquel que escribió la introducción que inicia El libro de los Espíritus debe tener el alma abierta a todos los sentimientos nobles. (…) A todos los desheredados de la Tierra, a todos los que caminan y caen, regando con sus lágrimas el polvo del camino, diremos: Leed el Libro de los Espíritus; eso os hará más fuertes. También a los felices, a los que por los caminos solo encuentra aplausos de la multitud o las sonrisas de la fortuna, diremos: Estudiad el libro; os hará mejores. (5). (Destaque nuestro)

Llego el momento en que el eminente trabajador retorno al hogar espiritual. Completo gallardamente la misión a que vino: la Codificación estaba estructurada en el Pentateuco Consolador. Habiendo el gran misionario desencarnado, fue publicada su biografía, que extraemos en el siguiente fragmento: Fecha en que apareció El libro de los Espíritus, la fundación del Espiritismo que, hasta entonces, solo contaba con elementos esparcidos, sin coordinación, y cuyo alcance no toda la gente podía aprender. A partir de aquel momento, la doctrina llamo la atención de los hombres serios y tomo rápido desarrollo. En pocos años, aquellas ideas conquistaron numerosos adeptos en todos los niveles sociales y en todos los países. Ese existo sin precedentes transcurrió sin duda de la simpatía que todas las ideas  despertaron, pero también es debido, en gran parte, a la claridad con que fueron expuestas y que es una de las características de los escritos de Allan Kardec. (6) (Destaque nuestro)

El Sr. Camille Flammarion hizo un discurso emocionante junto al túmulo de Kardec: (…) Cuando, en el año 1850, las manifestaciones, nuevas en apariencias, de mesas girantes, de los golpes sin causa ostensiva, de los movimientos insólitos de objetos y muebles comenzaron a llamar la atención pública, determinando incluso, en nosotros de imaginación aventurera, una especie de fiebre debida a la novedad de tales experiencias, Allan Kardec, estudiando al mismo tiempo el magnetismo y sus singulares efectos, acompaño con mayor paciencia y con claridad juiciosa las experimentaciones y las tentativas numerosas que entonces se hacían en París. Recogió y después en orden los resultados conseguidos de esa larga observación y con ellos compuso el cuerpo de la doctrina que publico en 1857, en la primera edición de El libro de los Espíritus. Todos sabéis que éxito alcanzo esta obra, en Francia y en el extranjero. Alcanzado la 16ª edición, ha esparcido en todas las clases ese cuerpo doctrinario elemental. (…) (7) (Destaque nuestro)

Doce años después de su lanzamiento, precisamente en mayo de 1869, después de la desencarnación del gentil Codificador, El libro de los Espíritus alcanzo su décima sexta edición francesa. Y, en los días actuales, después de 156 años de divulgación, la obra basilar de la Codificación ya fue traducida para diversas lenguas del mundo, entre ellas el japonés. El libro de los Espíritus, es la base sólida, la piedra angular de esa consoladora Doctrina, reviviscencia del Evangelio de Jesús. (8)

A. Merci Spada Borges

Referencias:
(1) Allan Kardec. El libro de los médiums.
(2) Allan Kardec. Revista espirita.
(3) Allan Kardec. Revista espirita.
(4) Allan Kardec. La Génesis.
(5) Allan Kardec. Revista espirita.
(6) Allan Kardec. Revista espirita.
(7) Allan Kardec. Revista espirita.
(8) Zeus Wantuil; Thisen, Francisco.

Revista «Reformador» Abril 2013.
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.