Vida feliz

JoannaLos ingredientes que excitan la mente, el cuerpo, la emoción, deber ser evitados por ti.

Las melodías suaves, en la buena música, armonizan, mientras otras, programadas para la lujuria y la violencia, alborotan, alterando el ritmo nervioso.

Las lecturas edificantes instruyen y educan, de la misma forma que las extravagantes y sensuales corrompen y alteran la escala de valores morales para peor.

Las conversaciones saludables levantan el ánimo, mientras las vulgares descuidan el carácter.

Evítate la onda de indignidad que toma cuenta del mundo y de las personas.

***

Cuando desconozcas un asunto, confiesa tu ignorancia al respecto suyo. No tienes la obligación de saber todo, de estar informado sobre todas las cosas.

Cuestión de aprecio es la honestidad de quien reconoce los propios límites. E incluso que estés enterado de la información que alguien te da, escúchala con paciencia. Tendrás la ocasión de comprobarla con las noticias que ya tienes, enriqueciendo más tu conocimiento o corrigiéndolo.

Una persona que parece muy bien informada, a veces tiene solamente un conocimiento superficial, aparentando más de lo que sabe.

Quien sabe escuchar gana siempre.

***

Ser padre o madre es una gran responsabilidad.

Cada criatura trae el destino que organizó para sí misma en reencarnaciones pasadas. No obstante, ella nunca dejará de asimilar los ejemplos vividos en el hogar por los padres.

La primera escuela es, pues, el hogar y este, a su vez, es el resultado de la conducta de los esposos que se deben esforzar para hacerlo agradable, honrado y rico de paz. Bendice a tu hijo con tus palabras y conducta, haciéndote su amigo en todas las situaciones.

Los hijos, como todos nosotros, somos de Dios, y prestarás cuenta del préstamo que te fue concedido para educar.

***

Nadie recoge en siembra ajena, que no haya sembrado, en lo concerniente a los valores morales. Cada uno es heredero de sí mismo.

Espíritu inmortal que es, evoluciona de etapa en etapa, como alumno en colegio de amor, repitiendo la lección cuando se equivoca y siendo elevado cuando acierta. Así, en una existencia da continuidad a lo que dejó interrumpida en la otra, corrige lo que hizo de errado o inicia una experiencia nueva.

Lo que, pues, no realiza por amor, el dolor lo convocará a realizar.

***

Estás sumergido en el océano del amor de Dios. Jamás te encuentras solo. Dios está en ti y en torno de ti. Descúbrelo y déjate conducir por Él con sabiduría.

Eres Su heredero, poseedor del universo. Permite que Su amor te recorra totalmente, comandando tu voluntad y tus pasos, concediéndote crecer con menor o ninguna dosis de sufrimiento.

En Dios todo encuentras, tornándote pleno completamente.

Vida feliz
Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.