Tu experiencia es un valor

divaldo-francoCamino recorrido, camino conocido.

Frente a tal conquista, descubres que hay una gran distancia entre la teoría y la práctica.

Medita más, antes de actuar, tomando decisiones tranquilas y alentadoras. Cuando actúas por impulso, estás sujeto a errores graves.

Hay acontecimientos que suceden en el momento propio, no obstante, es el hombre sabio quien establece la hora para las realizaciones superiores.

***

Las cosas más importantes de la vida solamente son valorizadas después que pasan o se las pierden. En la mayor parte de las veces, las personas viven bajo automatismos, sin valorizar estos inestimables recursos divinos.

La salud, el reposo, la razón, los fenómenos digestivos, la respiración, los órganos de los sentidos, los movimientos, son tesoros colocados por Dios a tu servicio y no te das cuenta de su grandiosidad, gastándolo con avidez, para adquirir otros bienes que son secundarios.

Para para pensar en el significado de cada uno de estos dones y resguárdalos de los factores que los consumen.

***

Camina un poco al aire libre. Tranquilamente, redescubre la naturaleza que te bendice la vida.

Distráete, saliendo de este torbellino en que te encuentras y dejando la imaginación volar. Evita los lugares agitados, para tu paseo, y aspira el oxígeno balsámico de la floresta, de la montaña, del mar…

Rehace conceptos, cálmate y bendice la vida en la forma como se te presente.

Tu actual existencia es rica de lo que necesitas para ser feliz.

***

«Ni tanto al mar, ni tanto a la tierra”, enseña la filosofía popular. Esto es un convite a la moderación, a una posición sin extremismos.

Toda vez que te apasionas y tomas una postura exagerada, cometes los mismos errores que censuras en las otras personas.

El término medio en materia de discusión es una situación ideal. No por comodidad o miedo, sino porque desconoce la cuestión en la profundidad que exige.

Un comportamiento equilibrado se revela en los momentos en que son tomadas las decisiones y asumidas las posturas.

***

Se una persona abierta a las ideas, a los conceptos nuevos. Discútelos, compáralos con lo que sabes y piensas, retirando el mejor provecho de las informaciones que desconoces.

Las ideas saludables renuevan la emoción, abasteciendo los sentimientos con estímulos y entusiasmo.

Nadie es tan sabio que no necesite aprender más, ni tan completo que pueda prescindir de otras contribuciones para su crecimiento íntimo.

Aprende más, estando receptivo a nuevas contribuciones.

Espíritu Joanna de Ângelis

Médium Divaldo Franco
Del libro «Vida feliz»
Fragmento traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.