Fugas y realidad

DIGracias al proceso de la individualización del ser, superando las etapas primarias, en la fase animal, el predominio del ego desempeñó un papel de primordial importancia, trabajando para vencer el medio hostil y las demás especies, usando la inteligencia y el raciocinio como fuerzas que lo tornaban superior, dejando los remanentes de la falsa condición de dominador del medio ambiente y de todo cuanto lo rodea.

Como consecuencia, pasó a creer que también podría dominar el cuerpo, estableciendo sus metas sin recordarse de la transitoriedad y de la fragilidad de la maquinaria orgánica. Imposibilitado de gobernarlo, como le gustaría, ya que el organismo tiene sus propias leyes, que es independiente de la conciencia, como la respiración, la circulación, la digestión, la asimilación y otras, esos fenómenos le hieren el egotismo y lo llevan, no es raro, a estados depresivos perturbadores.

La mente, encargada de proceder al control, experimenta entonces un choque con los instrumentos que dirige, en razón de ser metafísica, dado que esos son de estructura física, por tanto, ponderables. Ante la imposibilidad de ejercer su predominio total sobre el cuerpo, el ego establece mecanismos patológicos inconscientes de depresión, deseando extinguir aquello que lo impide gobernar totalmente. Se trata de una forma de auto-punición, ya que, de esa manera, se realiza interiormente. Como, la mente no depende del cuerpo, cuando ese sobrevive a la patología auto-destructiva, el ego se debilita y se abren perspectivas de ampliación de los sentimientos, como altruismo, fraternidad, interés por los demás.

El egoísmo es envidioso, porque aspirando todo para sí, lamenta el prejuicio de no conseguir cuanto le gustaría de tener, y por eso, envidia al cuerpo que no se le somete, prefiriendo matarlo, en la insania en que se debate.

Luchar por sobrevivir es tarea específica de la mente, entre otras, con objetivo esencial de empeñar todo por conseguirlo. Por eso, logra superar las imposiciones egoisticas y ampliar el sentido y el significado de la vida.

El ser humano está predestinado a la gloria solar, encima de las vicisitudes, a las cuales se encuentra sometido momentáneamente, como resultado de su proceso evolutivo, que lo domina en corazas, que se liberará, poco a poco, utilizándose de los recursos bioenergéticos y otros que las modernas ciencias del alma le ponen al alcance, ayudándolo en el crecimiento interior y en la conquista del súper-ego.

Espíritu Joanna Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Amor, imbatible amor”
Fragmento traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.