Desencarnación de Adolf Hitler

xavier(1000 años en régimen de soledad, y no es por lo que hizo, vea porque) El texto siguiente es de Geraldo Lemos Neto basado en sus conversaciones con Chico Xavier. (…)

Pregunté a Chico sobre Hitler. ¿Dónde estaría el espíritu de Hitler? Chico entonces me contó una historia muy interesante. Según él, inmediatamente después de su desencarnación, el espíritu de Hitler recibió de las Altas Esferas una sentencia de quedarse 1.000 años terrestres en régimen de soledad en una prisión espiritual situada en el planeta Plutón.

Chico me explicó que esta providencia fue necesaria no solamente por el aspecto de pena que se le imputó a los clamorosos errores, sino también en función de la Misericordia Celeste en protegerlo de la horda de millones de almas vengativas que no le habían perdonado los lamentables deslices. Durante este periodo de 10 siglos en absoluta soledad, él sería llamado a meditar más profundamente sobre los engaños cometidos y entonces tendría una nueva oportunidad de recomenzar en el camino evolutivo.

Cuando el espíritu de Gandhi desencarnó y ascendió a los Planos Más Altos de la Tierra por la iluminación natural de su bondad característica, al saber del triste destino del verdugo de la humanidad en la II Gran Guerra Mundial, solicitó una audiencia con Jesús Cristo, el Gobernador Espiritual de la Tierra, y pidió al Cristo la posibilidad de guiar al espíritu de Hitler hacia el Bien, el Amor y la Verdad.

Sensibilizado por el sacrificio de Gandhi, Nuestro Señor le autorizó en la difícil tarea y desde entonces tenemos a Gandhi como de los pocos que se acercan al espíritu de Hitler con compasión y amor… Impresionado, pregunté a Chico:

¿Entonces Chico, el Planeta Plutón es un planeta penitenciario? Y él me respondió: Lo es, Geraldinho.

En nuestro Sistema Solar, tenemos penitenciarías espirituales en Plutón, en Mercurio y en nuestra Luna terrestre. Él supo, por ejemplo, que el espíritu de Lampião está preso en la Luna. Es por eso que algunos astronautas que la pisaron, sintieron un frío en el alma y regresaron a la Tierra medio desorientados y tristes. Supe de uno que incluso se hizo religioso después de estar por allí.

¡Como vemos nuestro Chico era capaz de desvelar muchos misterios sobre la organización de la vida del más allá! “Y con qué sencillez y naturalidad él nos hablaba de esas cosas.”

(1) Virgulino Ferreira da Silva, también llamado Lampião, nació el 4 de Junio de 1898, en el estado de Pernambuco. Lampião vestía siempre sus gafas oscuras de aros dorados, sus alpargatas relucientes y tricolores, y dos pesados embornales. Tenía una gran puntería aun viendo sólo por el ojo izquierdo. Lampião fue conocido como héroe por unos y como bandido sanguinario por otros. Una de las frases más conocida de Lampião era: “Cuando le apunto con mi arma a alguien, solo lo mato si Dios quiere, porque si él no lo quisiera así, yo erraría el disparo”. Muchos aseguran que el motivo de su ingreso en el “Cangaço” fue el deseo de venganza por la muerte de su padre. Otros dicen que Lampião ya formaba parte de las tropas de cangaceiros cuando su padre fue asesinado (“El cangaço” fue un fenómeno que ocurrió a mediados del siglo XIX. Tiene su origen en cuestiones sociales del nordeste de Brasil, caracterizándose por acciones violentas de grupos o individuos: asaltaban haciendas, saqueaban trenes y almacenes).

Traducción de Johnny M. Moix

1 comentario sobre “Desencarnación de Adolf Hitler

  1. Responder
    Santos casi - 1 febrero, 2018

    esto nos enseña a ser un poquito mejor cada día, rogando a Dios nuestro señor ,y hermanos espirituales superiores q nos guíe por el buen camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba