Mañana

emmanuel“Os digo que no sabéis lo que acontecerá mañana” – (Santiago, 4:14)

El perezoso dice: “mañana haré”.

El débil exclama: “mañana, tendré fuerzas”.

El delincuente asevera: “mañana, me regenero”.

Pero, es imperioso reconocer, que la criatura, aplazando el esfuerzo personal, no alcanzó, aún, en verdad, la noción real del tiempo.

Quien no aprovecha la bendición del día, vive distante de la gloria del siglo. Alma sin coraje de avanzar cien pasos, no caminará veinte mil. El labrador que pierde la hora de sembrar, no consigue prever las consecuencias del retraso del servicio al que se dedica, porque, entre una hora y otra, pueden surgir impedimentos y luchas de indefinible duración.

Mucha gente aguarda la muerte para entrar en una buena vida, sin embargo, la ley es clara en cuanto al destino de cada uno de nosotros. Siempre alcanzaremos los resultados que nos proponemos. Si todas las aves tienen alas, no todas se ajustan a la misma tarea, ni planean en el mismo nivel.

La golondrina vuela en la dirección del clima primaveral, pero el cuerpo, de modo general, se consagra, en cualquier tiempo, a los detritos del suelo. Aquello que el hombre busca ahora, lo sorprenderá mañana, frente a los ojos y en torno al corazón.

Cuida, pues, de hacer, sin demora, cuánto debe ser hecho a beneficio de tu propia felicidad, porque el Mañana será muy agradable y el beneficio solamente para aquel que trabaja en el bien, que crece en el ideal superior y que se perfecciona, valerosamente, en las benditas horas de Hoy.

Espíritu Emmanuel
Médium Francisco Cándido Xavier
Del libro “Viña de luz”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.