Pase de auxilio mediúmnico

paseEn las sesiones de manifestaciones de Espíritus para adoctrinamiento, el pase es empleado como auxiliar de los médiums aún en desarrollo, incapaces de controlar las manifestaciones de entidades rebeldes. La técnica espírita no es de violencia, como en las prácticas superadas del exorcismo, sino de esclarecimiento y persuasión. La ayuda fluídica al médium implicado se hace únicamente mediante la imposición de manos, sin tocar al médium.

Ciertas personas aflictas o mal iniciadas en la cuestión, tratan de sostener al médium, de agarrarlo con fuerza y sujetarlo. Esto no sirve más que para provocar la reacción de la entidad, dando lugar a un alboroto en la reunión. El médium se descontrola todavía más y la entidad se aprovecha de ello para tumultuar la sesión.

Se llama al médium por su nombre, se le pide que reaccione y se advierte a la entidad a fin de que se tranquilice, so pena de perjudicarse a sí misma. No hay que olvidar que la fuerza del pase es espiritual y no física. Los Espíritus auxiliares están alrededor y retiran la entidad rebelde.

El médium novato y el que da el pase de auxilio han de estar instruidos sobre la posibilidad de que ocurran estas cosas y sobre el adecuado comportamiento que han de adoptar. Esas observaciones deben ser siempre repetidas en las sesiones de esa naturaleza, a fin de que el pase de auxilio no se convierta en motivo de tumulto. Este es un aspecto del problema del pase que muchos tienen dificultades para comprender, por falta de un conocimiento exacto de la naturaleza puramente espiritual del pase.

J. Herculano Pires
Extraído del libro «La obsesión – el pase-«

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.