Aprendamos a vivir

pazCada día, cuando nos esforzamos por aprender, es un nuevo éxito para nosotros, vamos rompiendo esas construcciones viejas que aun tenemos dentro de nosotros, que hemos dejado construir por nuestro mal proceder, por eso, el hecho de esforzarse en el bien hace que esas construcciones internas comiencen a caer.

Es tan importante el mejorar, porque el esfuerzo por cambiar, la oportunidad de estar encarnado nos sirve para crecer y madurar.

Somos espíritus inmortales, la muerte física es solo un cambio, es como mudar de vivienda para un lugar mejor, siempre y cuando hayamos hecho bien el trabajo, o al menos esforzarse por cambiar, porque cuando dejamos el cuerpo continuamos siendo los mismos con los mismos pesares y con las mismas manías, por eso el esfuerzo en el bien, hace que tengamos menos manías y menos pesares, por esta razón, trabajemos para ser mejores moralmente.

En esta vida tenemos que aprender, que lo verdaderamente importante es el deseo de cada día romper nuestras paredes del egoísmo, de toda enfermedad espiritual y poco a poco ir curando nuestra alma, pues eso sí que es importante.

Si tuviéramos la fuerza de que a pesar de estar en un cuerpo físico, tuviéramos el coraje de pensar y vivir espiritualmente, es decir, dar la importancia que realmente tiene la vida, y es como nos enseñó Jesús, vivid en el mundo sin pertenecer a él.

Podemos vivir en este mundo con nuestras necesidades, podemos disfrutar en este mundo, pero siendo conscientes que todo en este mundo es temporal y que el tiempo pasa muy rápido, y en breve, volveremos a nuestra condición normal, es la vida espiritual. Tengamos esto presente, aprendamos de las enseñanzas de Jesús, estudiemos el Evangelio Según el Espiritismo, esa magnífica obra de Allan Kardec, para que con certeza, aprendamos a vivir en este mundo pero sin pertenecer a él.

Espíritu Rafael

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.