De la reencarnación

kardecEl alma que no alcanzó la perfección en la vida corpórea, ¿cómo acaba de purificarse?
Soportando la prueba de una nueva existencia.

¿Cómo el alma realiza esa nueva existencia? Es por su transformación como Espíritu?
Purificándose, el alma sufre, sin duda, una transformación; pero, para eso le es necesaria la prueba de la vida material.

¿El alma pasa, pues, por varias existencias corporales?
Sí, todos nosotros pasamos por varias existencias físicas. Los que dicen lo contrario pretenden manteneros en la ignorancia en que ellos propios se encuentran; ese es su deseo.

Parece resultar de ese principio que el alma, después de dejar un cuerpo toma otro o, entonces ella se reencarna en un nuevo cuerpo; ¿Es así que se debe entender?
Es evidente.

¿Cuál es el objetivo de la reencarnación? Expiación, perfeccionamiento progresivo de la Humanidad, sin los cuales, ¿Dónde estaría la justicia? ¿El número de existencias corporales es limitado, o, el Espíritu se reencarna perpetuamente?
A cada nueva existencia el Espíritu da un paso en el camino del progreso; cuando se despojó de todas sus impurezas, no tiene más necesidad de las pruebas de la vida corporal.

¿El número de encarnaciones es el mismo para todos los Espíritus?
No, aquel que camina deprisa se esquiva de las pruebas. Sin embargo, las encarnaciones sucesivas son siempre muy numerosas porque el progreso es casi infinito.

¿En qué se transforma el Espíritu después de su última encarnación?
Espíritu bienaventurado; es un Espíritu puro.

Del Libro: “El Libro de los Espíritus”
Allan Kardec

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.