Las fuerzas del mañana

emmanuel¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? -Pablo (I Corintios, 5:6)

Nadie vive solo.

Nuestra alma es siempre núcleo de influencia para los demás.

Nuestros actos poseen lenguaje positivo.

Nuestras palabras actúan a la distancia.

Nos encontramos magnéticamente asociados, unos a los otros.

Acciones y reacciones nos caracterizan la marcha.

Es preciso saber, por tanto, que especie de fuerzas proyectamos en aquellos que nos rodean.

Nuestra conducta es un libro abierto. Cuantos de nuestros gestos insignificantes alcanzan al prójimo, generando inesperadas resoluciones.

Cuantas frases, aparentemente inexpresivas, arrojadas de nuestra boca establecen grandes acontecimientos.

Cada día emitimos sugestiones para el bien o para el mal.

Dirigentes arrastran dirigidos.

Siervos inspiran a administradores.

¿Cuál es el camino que nuestra actitud está indicando?

Un poco de levadura fermenta toda la masa.

No disponemos de recursos para analizar la extensión de nuestra influencia, pero podemos examinar la calidad esencial.

Ten cautela, pues, con el alimento invisible que provees a las vidas que te rodean.

Se extiende el destino en corrientes de flujo y reflujo. Las fuerzas que hoy se exteriorizan de nuestra actividad volverán al centro de nuestra actividad, mañana.

Del libro ¡Sígueme!
Espíritu Emmanuel
Médium Francisco Cándido Xavier
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.