El espiritismo

kardecTened confianza en la bondad de Dios, y sed bastante clarividentes para comprender los preparativos de la nueva vida que él os destina.

No os será dado, es verdad, gozarla en esta existencia; pero, ¿no seréis más felices si no revivís más sobre este globo, de considerar lo alto de la obra que habéis comenzado y que se desarrollará bajo vuestros ojos?

Acorazaos de una fe firme y sin vacilación, contra los obstáculos que parecen que se levantan contra el edificio del cual ponéis los fundamentos. Las bases sobre las cuales él se apoya son sólidas: Cristo sentó la primera piedra.

¡Coraje, pues, arquitectos del Divino Maestro!

Trabajad, construid, Dios os coronará la obra. Pero recordaos bien de que Cristo reniega como sus discípulos, para quien no tenga la caridad sino sobre los labios; no basta creer; es preciso, sobre todo, dar el ejemplo de la bondad, de la benevolencia, y del desinterés, sin eso vuestra fe será estéril para vosotros.

Santo Agostinho

Del Libro: “El Libro de los Médiums”
Allan Kardec

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.