Cartas intimas

amalia(Aun espiritista)

Hermano mío; Con profunda extrañeza y desconsuelo he leído una carta tuya que la providencia dejo en mi poder algunos momentos. Con la galanura de lenguaje que te distingue, vi grabados en ella varios pensamientos metafísicos, como todos los tuyos, grande en su filosofía, amargos en su análisis.

Te concedo que en la época actual de transición violenta, y dura prueba, en que la civilización legendaria se derrumba, y la deísta razón del porvenir se eleva, sea un periodo de lucha y de fatiga, por que el fanatismo, el dualismo, y el racionalismo se disputan la primacía. Siempre la efervescencia de las pasiones se han desbordado en los tiempos de revolución, y la de nuestros días es titánica; no me refiero al pugilato brutal de las guerras que en nuestros siglos han ido sucediéndose unas a otras, me fijo únicamente, en la premeditación de las ideas.

Los descendientes de Voltaire siguen las huellas de aquella serpiente arrojada a un pantano (como le dice Víctor Hugo); hacen gala se su fatal escepticismo. Los católicos de Chateaubriand presentan su génesis raquítico e ilógico, y los cristianos de Flammarión, Pezzani, de Pellelan y Allan Kardec nos dicen: En la naturaleza se aspira al aliento divino de Dios.

Ya se acabaron las batallas sangrientas de las cruzadas, en que se conquistaba palmo a palmo la tierra santa, tierra regada con la sangre de tantos mártires. Hoy felizmente se le concede poder a la idea y se conceptúa un libro, un proyectil moral, con mas alcance que las antiguas maquinas de guerra, las formidables elépolas y las modernas ametralladoras. Hoy el folleto, el periódico y la discusión oral, son otras tantas acciones donde combaten los principios con los principios, las teorías con las teorías, la razón relativa y la verdad absoluta. Ya no existe el martirio del cuerpo, hoy solo queda el martirio del alma. Todas las escuelas tienen sus apostatas, todas las religiones son mercaderes. ¿Es extraño que el espiritismo lo tenga también?. ¿Dejara de ser una verdad inconcusa la comunicación ultra-terrena, por que en Francia abusen de la credulidad general falsos médiums fotógrafos, y en Inglaterra explotan los embaucadores la curiosidad publica, y en el Norte de América los prestidigitadores vivan de su oficio?, ¿dejaran por esto de ser una realidad las apariciones y los efectos físicos?. Yo creo que bien conoces la Biblia que con tantos aciertos comprendió Enrique Steki , diciendo entre otros pasajes:

“Y apareciese el ángel de Jehová en una llama de fuego, en medio de una zarza, (Éxodo). Y subió Elías al cielo en un torbellino Reyes libro 4. Y ahora el Señor me envió a curarte a ti, y a libertar de demonio; a Sara, esposa de tu hijo, por que yo soy en ángel Rafael, uno de los siete espíritus principales que asistimos delante del Señor. (Tobías). “Samuel murió y se apareció al Rey Saúl, y le notifico el fin de su vida, (Eclesiastés). Nótese la mano del festín de Baltasar y el espíritu Santo en lenguas de fuego.

“Escritura directa. – Y el Señor dijo a Moisés: Sube al monte y estate allí y te daré mis tablas de piedra y la ley y mandamientos que he escrito para que lo enseñes. (Éxodos). Mas aquel seguir textos que tu los conoces mejor que yo y que tantas veces te he oído disertar sobre ellos, por lo cual me ha causado mas asombro tu proyecto de retraimiento en la propaganda espiritista. ¿Y todo, por que?. Por que te asusta la miseria humana, por que tiene miedo al ridículo que pueda caer sobre ti esa burla ignorante de las masas embrutecidas, y dices para darle una razón mas poderosa a tu determinación de retraimiento, que los seres del mundo invisibles te aconsejan que ceses por ahora en tu predicación.

Yo no te contesto a esto, por que nuestro hermano Juan Calero, en su magnifico y bien pensado articulo. Los parásitos de la humanidad, te dice mucho mas de lo que yo te pudiera decir; escúchale: “Para evitar este aborto de nuestras creencias, ningún espiritista debe renunciar a su independencia racional. Cuando los espíritus mismos viniesen a probarnos en este sentido, debemos rechazarlo, y aun cuando no tengamos otro indicio de que son malos, no debe bastar este para conocerlos. Por este temor debemos ser susceptible hasta lo sumo, de nuestra independencia individual en la razón.”

Medita bien las anteriores líneas, y pregunta a tu razón si necesitas de mentores en el terreno de la propaganda espiritista. ¡Tu!, a quien a concedido Dios en premio de tus trabajos anteriores, un criterio claro y un entendimiento muy superior al de la generalidad; ¡Tu!, que tienes en tus labios la persuasiva elocuencia del apóstol; ¡Tu!, que tienes la facilidad intelectual de transmitir tus pensamientos por medios de escritos; ¡Tu!, que en el seno de tu familia estas viendo continuamente los defectos de leyes desconocidas que en el lenguaje vulgar se llaman fenómenos: ¡Tu!, eres aun tan ingrato con la Providencia, que te atreves a querer dejar en vació en torno del Espiritismo para que este se olvide por ahora, y mañana se levante como el Fénix renaciendo de sus cenizas.

¡Hombre de poca fe!, ¿crees tu que la verdad, por muchos detractores que tenga, lograran empequeñecerla?. No hay poder humano que pueda destruir la ley de Dios. ¿Te acuerdas de Galileo?, ¿recuerdas cuando la iglesia le hizo negar al sabio anciano que la tierra se movía, y este negó con voz balbuciente, teniendo al potro del tormento, si bien murmuro al salir del tribunal, e pur si muove?. ¿Quién a vencido la ignorancia o la ciencia?, ¿los sabios ignorantes de Salamanca vencieron a Colon o el intrépido Genovés los venció a ellos dándole a España los bosques vírgenes de los trópicos?.

A la literatura Española, ¿Qué genio le ha dado mas renombre?. ¿Qué escritor Español a conseguido que sus obras se hayan traducido a todos los idiomas. ¡Cervantes….!. ¡Cervantes, el loco!, ¡Cervantes, el pobre invalido de Lepanto!.¡Cervantes!, el que murió lentamente de hambre, el que tubo encerar a su hija en un convento para que no se muriera con él. Aquel genio que causaba risa, hoy produce admiración, pero una admiración universal. Todo aquello que tiene vida propia es el hombre muy pequeño todavía para podérsela arrebatar. ¿Crees tu que en el espiritismo se empequeñece por que los unos lo exploten y los otros lo ridiculicen?. No. ¿Crees tu que se han cometido pocos crímenes en el nombre de Cristo, cuando solo en España, según cuenta la historia general de la Inquisición, en el intervalo de 328 años se quemaron 34.658 personas vivas?. ¿Crees tu que se a explotado poco a la humanidad con el infierno y el purgatorio?, ¿Y por eso deja de ser Cristo el reformador del progreso y el Mesías de la civilización?.

Las religiones de la India, con sus misterios y sus sacrificios, con sus interminables noviciados y sus sacerdotes convertidos en dioses, cuanto no han echo gemir a la humanidad, por que ellas inventaron las castas y los privilegios; pero a pesar de todos sus errores después de tantos siglos…a un se va a buscar en sus libros sagrados el abecedario para leer nuestra Biblia, y la parte filosófica y espiritual que contiene, la admiramos y la veneramos hoy con profunda emoción. Descartemos de la religión primitiva todos sus abusos (accesorios indispensables de todas las grandes manifestaciones espirituales) y despojada de las pobres vestiduras de las ceremonias y los ritos, queda solo la gran figura del Redentor de la humanidad, llámese Kristna, llámese Cristo.

El espiritismo, que es la sanción eterna de la vida universal, tan antiguo como la creación tan lógico y tan evidente como las matemáticas, ¿crees tu que la superchería de unos pocos, puede menoscabar su grandeza?, No. ¿Pueden los hombres ofender a Dios?, ¡Ah!, no, no, son demasiado pequeños para llegar hasta El; pues el espiritismo, que es el mecanismo organizado de su justicia, que es la ciencia de su ley, que es la manifestación de su divinidad; por que ¿Qué puede hablar mas noble, mas justo y mas grande, que a cada uno según sus obras?. ¿Crees tu que la anunciación de la vida eterna dejara de proseguir su camino, que ese foco de perenne y radiación, cesara de difundir sus resplandores por que una nubecilla importuna empeñe el horizonte de la verdad?. ¿Podrá detenernos en nuestra ruta un millón de infusorio?, No de nosotros se alimenta, pero nosotros seguimos viviendo cumpliendo nuestra misión, pues mucha más distancia existe desde los falsos médiums al verdadero espiritismo, que desde la infusorios a nosotros, y ya se sabe que todos los cuerpos crían gusanos. ¿Hay néctar más delicioso que el agua si la bebemos después de una larga jornada?.

Aquella agua nos da la vida, y sin embargo si examinamos con un microscopio una sola gota de tan transparente liquido, no nos atreveríamos, como dice Flammarión, a devorar un mundo tan poblado; tantos microzoarios contiene una gota de agua. ¡El sol!, ese amante de la naturaleza, ese dios de los primitivos idolatras, ese calor eterno de la creación al transmitirnos su luz, vemos que en sus rayos viven millares de cuerpecillos microscópicos y el aire, ese purificador de la atmósfera, ese primer agente de la vida, ¿Qué lleva en sus impalpables alas?. Esqueletos de infusorios que alimentan a infinidad de animalillos: llevan filamentos de nuestros trajes y partículas de humo de nuestros hogares. Y sin embargo el agua calma nuestra sed y el sol y el aire nos dan la vida, por mas que llevan en sus átomos todo un microcosmo. Pues bien: así como los elementos de nuestra vida física contiene tanta pequeñez en su grandeza, del mismo modo los elementos intelectuales pueden contener pequeñas miserias, sin que por esto el todo pierda su sello de perfectibilidad relativa a la tierra.

No temas que la gente sensata, allá ciegas, te llamen mentecato, iluso y loco, los hombres de tu temple no deben escuchar el murmullo de la ignorancia sino la plegaria ferviente de la ciencia. Tu dices, yo nunca negare que soy espiritista, mas no propagare la buena nueva, ¿y crees tu que cumples con tu deber, creyendo, i no haciendo creer a otros?. Tu me dirás que la predicación no se escucha, que los libros y los periódicos apenas se leen, convencido; pero y si de ciento que ojeen un volumen, uno se convence y reconoce la verdad; ¿sabes tu lo que vale la vida de un hombre?, ¿sabes tu lo que es guiar a un alma y llevarla a la tierra de promisión?.

Tu puedes llevar a muchas, no enmudezcas; fatal es la época que atravesamos, pero yo te diré lo que decía Blas, en sabio Griego: Con habilidad todo es posible. No olvides tampoco la gran sentencia de Thales: Promete el peligro si es inminente. Donde no hay peligro no crece el laurel de la victoria. Los espiritistas debemos trabajar cada una según sus fuerzas y sus conocimientos, y si sembramos en piedra dura y la semilla resbala, nunca faltara alguna hendidura que conserve un grana.

Los ricos de oro, no deben nunca olvidar que hay pobres que se mueren de hambre y de frío, y los ricos de entendimiento son avaros, endurecidos sino difunden a torrentes la luz de su trabajada y laboriosa inteligencia. No escuches la voz de tus enemigos de ultratumba no te estaciones; sigue siendo, como he sido hasta ahora, uno de los mejores apóstoles de la escuela espiritista, escuela filosófica de todos los siglos; que Dios te ilumine y te conceda salud y paz.

1876

Extraído del libro “Ramos de violeta”
Amalia Domingo Soler

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.