Obras

Emmanuel-chicoxavierMás allá de la muerte, la existencia reclama continuidad.

Miremos, entonces, el espíritu en las obras que efectuamos, espejos que nos reflejan.

La memoria vigorizante brilla a servicio de la consciencia, imponiéndonos la suma de los efectos felices o infelices de los actos que hicimos.

Sin posibilidad más amplia de comunión segura con la retaguardia, todos los males practicados se erigen, de ese modo, como fardos de sombra doblándonos los hombros desfallecientes.

Es ahí que la injusticia y la crueldad nacidas de nuestras manos retoman el paso, a manera de fantasmas obsesivos.

Recapitulamos, inquietos, todas las fases de nuestros errores deliberados, en los cuales el hermano del camino nos hizo padecer la intromisión y la exigencia…

Todas las obras perjudiciales por nuestra deserción o pereza resurgen, junto a nosotros, pidiendo ajustes.

Uniones dignas, deshechas por nuestra incuria; hijos a quienes ocultamos los patrimonios de nuestra dedicación constructiva; tareas edificantes relegadas al olvido; propiedades adquiridas en base del hurto hábil o patrimonios impropiamente acumulados en nuestra ficha, lanzan sobre nosotros azotes mentales, a través del recuerdo vivo, exigiéndonos la necesaria reparación.

Mientras te encuentras al sol en peregrinación terrena, atiende con fervor a los deberes y encargos que el Señor te entregó, en los caminos del mundo, porque la muerte mañana te trazará balance y solamente a través del bien constante conseguirás responder con valor a las indagaciones de la vida, a fin de que prosigas, sin cautiverio al remordimiento, edificando la propia liberación.

Espíritu Emmanuel
Extraído del libro “Joya”
Médium Francisco Cándido Xavier

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.