Conciencia del bien

JoannaEl hombre que toma conciencia de las propias responsabilidades, está mejor equipado de recursos para enfrentar las vicisitudes.

Tiene fe en el futuro y trabaja para alcanzarlo mediante las conquistas ennoblecedoras.

*

Cuando sufre convoca a los valores morales y enfrenta el problema sin perder el equilibrio, factor preponderante para el éxito en cualquier empresa.

Cuando no es comprendido o recibe los golpes de la dificultad, permanece íntegro rindiendo culto al deber, confiando en la respuesta que le dará el tiempo, que es el inevitable esclarecedor de todas las cosas.

Si es colocado en una situación relevante, se vale de la oportunidad para repartir las conquistas que lo engrandecen y al grupo social en el cual se mueve.

Bajo la presión de tensiones, actúa armoniosamente; si está en paz, lo hace con entusiasmo.

En ese hombre se hacen presentes los títulos del ciudadano ideal, que un día llegará a ser común, en una sociedad más justa y por lo tanto, más feliz.

*

Quien se entrega al ideal religioso, como ocurrió con los cristianos primitivos que alternaron con los apóstoles y los mártires, descubre las elevadas finalidades de la vida y experimenta por anticipado la felicidad que le está reservada para después de las reñidas luchas en busca de la sublimación.

*

Es comprensible que en los primeros tiempos, la lucha del Cristianismo haya sido la característica de santos y héroes, en vista del espíritu de integración a la Causa que sostenía a los participantes de la fe.

Semejante fenómeno debe producirse con los espíritas, los nuevos cristianos, considerando el contenido de la Doctrina que se les ofrece y las condiciones especiales de vivirla en la actualidad.

Teniendo como objetivo esencial la realización integral del hombre, propone la más eficiente ética que está contenida en una filosofía de comportamiento, que lo capacita para las conquistas morales que lo elevan hacia la paz.

Le explica la razón de los infortunios y de los sucesos; de los acontecimientos dichosos cuanto de los infelices, propiciando en él una conducta de equidad con relación al prójimo y de confianza con respecto a la vida, en cuyo río de experiencias se encuentra…

Fortalecido por una fe que se apoya en el conocimiento de la vivencia del hecho, no teme a injusticia alguna ya que siempre le resulta aparente, ni tampoco al mal porque sabe que es tan sólo la temporaria ausencia del bien que le corresponde desarrollar…

*

Tomando como ejemplo a Jesús, que jamás se desanimó o precipitó, confía en la lección que otorgan las horas bien aprovechadas y prosigue en el campo de los deberes que té corresponden.

Al mismo tiempo, tienes en Allan Kardec el ejemplo ideal del discípulo de la Verdad quien «tomando el arado no miró para atrás», produciendo en un breve período la Obra colosal que viene triunfando sobre el tiempo como un faro de luz destinado a iluminar a la Humanidad de aquí en adelante.

Recetas de paz
Espíritu Joanna de Angelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Traducción Juan Antonio Durante

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.