Animismo

Animismo. Fenómeno Espírita

mediumnidad– Es el producido por la acción y manifestación de los espíritus. Se llama mediúmnico cuando el manifestante utiliza a un encarnado como su intermediario.

Fenómeno Anímico – Es el producido por el propio espíritu del encarnado. Son fenómenos anímicos, entre otros, los que relacionamos a continuación (cuando son producidos sin intervención de otros espíritus):

1) la transmisión o percepción de pensamientos e impresiones a distancia (como en telepatía);

2) la acción sobre la materia a distancia (como el movimiento de objetos sin contacto aparente);

3) la producción de formas (como apariciones, bicorporiedad, materialización e idoplastias en general).

Cuanto mayor es el grado de expansión del periespíritu, más expresivo puede ser el fenómeno anímico, por que el espíritu del médium disfruta de mayor libertad en relación al cuerpo, retomando el ejercicio más pleno de sus facultades (que el organismo físico vela). Charles Richet, el creador de la Metapsíquica fue el estudioso de los fenómenos anímicos, catalogándolos y dándoles una denominación especial. Actualmente, la Parapsicología también los estudia (como percepción y acción extrasensorial), y hace su clasificación de los fenómenos.

Animismo y mediumnidad

Comunicaciones de los vivos.

En desdoblamiento, el espíritu encarnado puede influenciar a otra persona y usarla como médium, manifestándose a través de ella será la comunicación de un encarnado y no de un desencarnado.

Observación: Durante esa manifestación, el cuerpo del comunicante, cerca o lejos, permanecerá en reposo o trance.

Comunicaciones Anímicas

En vez de entrar en trance mediúmnico, el médium se adentra en su propio mundo íntimo y da la manifestación. Pero no está bajo la influencia de otro espíritu, habla y obra por sí mismo, de sí mismo, aunque lo haga de modo diferente de lo normal. Y no se trata de fraude (no finge ni quiere engañar).

La manifestación anímica puede ser:

1) como la de un espíritu en sufrimiento.

Teniendo la mente fija en situaciones aflictivas íntimas, de esta o de encarnaciones pasadas (en que él mismo se fijó o entidades adversarias lo fijaron), el médium, al comunicar anímicamente lo hará como un espíritu en sufrimiento. Debemos atender esa manifestación con la misma disposición de ayudar y reequilibrar que tenemos para los desencarnados sufridores. (Ver capítulo 22 de «Mecanismos de la Mediumnidad», de André Luiz, psicografiado por Francisco C. Xavier)

2) como la de un espíritu superior al médium.

Al desdoblarse, el médium recupera la posición de sus conocimientos espirituales (que están adormecidos por la influencia del cuerpo físico). En ese caso, sus comunicaciones anímicas demostrarán las posibilidades mayores que él disfruta en la condición de espíritu libre, hablando mejor y sabiendo más de lo que es normalmente. Podemos aprovechar esa producción, si ocurriera, pero el médium debe ser orientado y ayudado para que no se acostumbre en esa producción anímica, si quiere trabajar como un verdadero médium (intermediario de otros espíritus).

3) resultado de un sugestión o impresión.

El médium anímico que se sugestiona por la idea de ser intérprete de espíritus elevados, en el trance intentará producir manifestaciones grandilocuentes. Si algún asunto lo impresionó o le agrada, puede fijarse en ellos, en vez de producir mediumnicamente. Ese médium debe ser orientado y corregido, hasta conseguir evitar el animismo.

¿Como reconocer la producción anímica?

En la producción anímica:

1) hay repetición de los estados y personalidades presentados por el médium (el comunicante es siempre el mismo, el propio médium);

2) falta «presencia» de espíritu junto al médium (el obra por sí mismo);

Podemos verificar si una producción es anímica:

1) haciendo análisis de las comunicaciones;

2) usando la percepción fluídica;

3) usando la videncia.

El animismo puede ser:

1) total (cuando todo procede del alma del médium);

2) parcial (cuando el médium mezcla parte de sus pensamientos y sentimientos con los del espíritu comunicante).

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.