Amor sentimental

RitaLa actriz Rita Hayworth (*) se hizo famosa viviendo en las pantallas el mito de la mujer sensual. En 1946, se hizo diosa del amor interpretando el papel que le daría mayor gloria: Gilda. De allí en delante fue siempre difícil para ella conseguir que las personas separaran Rita de Gilda. Las personas la miraban y la veían como Gilda, el personaje de la película. Por eso aún, Rita llegó a casarse siete veces. En sus entrevistas, ella decía que jamás había conseguido ser verdaderamente amada. Los hombres buscan a Gilda, enamoran a Gilda, se casan con Gilda y después descubren que soy Rita, simplemente Rita.

Lo que la famosa actriz quería decir es que los hombres no conseguían verla como el ser humano, con defectos, con deseos y anhelos muy diferentes de aquellos del personaje que interpretaba en la película. Por eso, acababan desilusionados y abandonándola. Eso ocurre mucho. Se trata de lo que Erich Fromm llama de amor sentimental. Es el amor que sólo es experimentado en fantasía y no en las relaciones concretas con la persona, que es real.

Así, hombres y mujeres, que no se sienten felices en sus bodas, encuentran satisfacción en el consumo de películas, novelas, historias amorosas y canciones de amor. Se conmueven hasta las lágrimas cuando participan de la feliz o infeliz historia de amor de la pareja, en la pantalla, como si fuera su propia historia.

Las mujeres que esperan aguardando un gesto de gentileza del marido, alguna actitud romántica y nada reciben, escogen como su ideal el galán de la telenovela de la actualidad. Sí, aquel es un hombre verdaderamente gentil. Él sabe elogiar el cabello, la ropa nueva de su amada. Tiene la capacidad de renunciar a la compañía de los amigos para estar con ella. Manda flores, escribe y habla frases bonitas. Así también el hombre que ve en el papel de la actriz su ideal de mujer y se hace espectador del amor ajeno. Vibra con todo lo que la escena le muestra, pero cuando vuelve a su vida real, se hace frío.

Sin embargo, amar, antes de todo, consiste en dar, no en recibir. ¿Y qué una persona puede dar para otra? La más importante manera de dar no está en las cosas materiales, está en dar de sí mismo, de lo que tiene de más precioso, dar de su vida. Dar de su alegría, de su comprensión, de su atención, de su tristeza, finalmente, de todas las expresiones y manifestaciones de aquello que vive en sí.

* * *

El amor es de esencia divina. Todos los hombres, del primero al último, tienen, en el fondo del corazón, la centella de ese fuego sagrado. El amor es el más elevado de los sentimientos. Es ese sol interior que reúne en su ardiente foco todas las aspiraciones sobrehumanas. Quien ama encuentra todos los días razones para la propia felicidad que es, en síntesis, la felicidad de aquellos que aman.
Redacción del Momento Espírita, con base en los caps. II e III, del libro El arte de amar, de Erich Fromm, ed. Itatiaia y en los ítems 8 y 9 del cap. XI de El evangelio según el espiritismo, de Allan Kardec, ed. Feb.

(*) Rita Hayworth (nombre artístico de Margarita Carmen Cansino; Nueva York, 17 de octubre de 1918 — Nueva York, 14 de mayo de 1987) fue una actriz norteamericana de ascendencia hispano-irlandesa, que alcanzó el auge en la década de 1940 y se hizo un mito eterno del cine. La fama de la mayor estrella de la década y de una de las mujeres más deseadas y famosas del mundo se consolidó al estrenar, en el auge de su belleza, el clásico noir Gilda (Gilda, 1946), de Charles Vidor, al lado de Glenn Ford, con quien ya había actuado antes en Protegida del Papá (The Lady in Question, 1940). Gilda, la película más importante de su carrera, también marcó el inicio de su lento declive en Hollywood. Así como, en la frase precisa de la campaña publicitaria, «nunca hubo una mujer como Gilda», así también nunca más Rita consiguió repetir ese éxito, a pesar de haber continuado trabajando en producciones de éxito. (Fuente: http://pt.wikipedia.org/) Mensaje traducido Isabel Porras-España – Em: 06.10.2012

Redacción del Momento Espírita

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.