Beneficios de la encarnación

kardecCon la reencarnación, desaparecen los preconceptos de razas y de castas, pues el mismo Espíritu puede volver a nacer rico o pobre, capitalista o proletario, jefe o subordinado, libre o esclavo, hombre o mujer. De todos los argumentos invocados contra la injusticia de la servidumbre y de la esclavitud, contra la sumisión de la mujer a la ley del más fuerte, no hay ninguno que prime, en lógica, al hecho material de la reencarnación.

Sí, pues, la reencarnación funda en una ley de la Naturaleza el principio de fraternidad universal, también funda en la misma ley el de la igualdad de los derechos sociales y, por consiguiente, el de la libertad. Tirad al hombre el Espíritu libre e independiente, sobreviviente a la materia, y haréis de él una simple máquina organizada, sin finalidad ni responsabilidad; sin otro freno que el de la ley civil y propia a ser explotada como un animal inteligente.

Sin esperar nada después de la muerte, nada obsta a que aumente los gozos del presente; si sufre, sólo tiene la perspectiva del desespero y la nada como refugio. Con la certeza del futuro, con la de encontrar de nuevo a aquellos a quien amó y con el temor de tornar a ver a aquellos a quien ofendió, todas sus ideas cambian. El Espiritismo, aunque sólo hubiese forrado al hombre a la duda relativa a la vida futura, habría hecho más por su perfeccionamiento moral de que todas las leyes disciplinares, que lo detienen algunas veces, pero que no lo transforman.

Allan Kardec
Extraído del Libro “Génesis”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.