Francisco Cándido Xavier – Parte 12. Final

La pensión especial

chicoLas esferas oficiales aun le reservarían, en el inicio de la década de los 90, otro homenaje, concediéndole, por proposición del entonces presidente de la República, Fernando Collor, una pensión especial de un valor de 3,4 de salario mínimo. En su parecer, unánimemente aprobado en 1994, por el Tribunal de Cuentas de la Unión, el ministro relator del proceso, Dr Adhemar Chisi, católico practicante y admirador confeso del médium, así se expresó sobre la legalidad del beneficio:

“Es competencia del TCU apreciar, para fines de registro, la concesión de pensiones por el Gobierno. Tengo la certeza de que el proceso va a ser aprobado, y con alabanzas, porque Chico Xavier es un gran ejemplo para todos nosotros. Chico pasó toda su vida dedicándose a las personas más necesitadas.”

Otras tareas

Los últimos tiempos de la bendecida existencia del amado médium, fueron marcados por el acentuado declive de las fuerzas físicas, a que lo iba llevando al empeoramiento de enfermedades soportadas por él estoicamente durante largos años de continua actividad. No obstante, aun encontraba fuerzas para recibir a los amigos, visitar a los necesitados, confortar a los sufridores, gravar entrevistas, recibir mensajes, compadecer en las tareas del Grupo da Prece, en fin, trabajar, servir, honrar su compromiso con el Cristo de Dios. Como diría Clovis Tavares, Chico daba “la impresión de una vela que ardía, iluminando a todos y consumiéndose a sí misma, en una sublime ofrenda de amor y sacrificio”.

Aun un bello y fecundo ejemplo de su amor, a la Causa del Divino Maestro, es el hecho de que, al comienzo de diciembre de 1982, Chico pasó a visitar, de tiempo en tiempo, la Colonia Santa Marta, en Goiânia (GO), destinada al tratamiento de los leprosos, donde se desarrollaron, gracias a su bondad y a las bendecidas facultades de que era portador, muchos casos conmovedores, de gran belleza espiritual.

En la noche del 5 de noviembre de 1981, al ser entregado, en Uberaba, el Titulo de Ciudadanía al médium Divaldo Pereira Franco, se escuchó la palabra de Chico Xavier que, en cierto momento de su salutación, declaró:

“Reconozco, reverenciando en la personalidad de Divaldo Pereira Franco, no solo el compañero a quien debo, particularmente, atenciones y gentilezas irredimibles para mí. Reconocemos en él, el líder autentico por la inteligencia y por el corazón, acreedor de nuestra admiración incondicional y de nuestro profundo reconocimiento”. Era esta una demostración más de Chico, de cariño y humildad, de respeto y consideración, por los verdaderos trabajadores en la Siembra Espirita.

Su ausencia será intensamente sentida, no solamente entre los espiritas, sino también por todos los corazones sinceros y de buena voluntad que lo tenían como símbolo de pureza de corazón, de dedicación al prójimo, de la humildad natural y espontanea, de la saludable alegría, virtudes con las cuales supo mantenerse a la altura de la misión que le fue confiada por la Espiritualidad superior. No es por menos que el brillante cronista Artur da Távola, a quien ya nos reportamos columnas atrás, resaltaba en el diario carioca, El Día del 20/9/1989:

Francisco Cándido Xavier es una institución nacional. Lo aprecian adeptos de todas las religiones. Lo respetan, todos los brasileiros. Vida entera dedicada a repartir el bien, el consuelo, las tentativas de ayuda, de cura, de elevación del modelo espiritual del ser humano.

Hacemos de nuestras palabras de Divaldo Pereira Franco, cuando en 1987 (Reformador de marzo de 1988), daba su testimonio de amor y de respeto por el valeroso médium: “(…) él es amor, como un farol en una noche oscura, esparciendo claridades y apuntando el rumbo para que la embarcación de mi vida encuentre el puerto seguro”.

En la sesión del 4 de octubre de 1995, el Consejo Federativo Nacional aprobada significativa y bella moción de reconocimiento y gratitud a Chico Xavier, estampada en el Reformador de diciembre del 95.Y por ocasión de los 70 años de ejercicio de su mediumnidad, el entonces presidente de la Federación Espirita Brasileira, Juvanir Borges de Souza, participaba de las conmemoraciones llevadas a efecto en la Unión Espirita Minera, habiendo pronunciado sobre la vida y la obra del médium, destacando la importancia de la memorable fecha.

Encomienda da la Paz

Por la Ley Estatal no 13.394, de 7/12/1999 (D.O.Minas Gerais, 8/12/99), fue instituida la “Encomienda de la Paz Chico Xavier”, en el Estado de Minas Gerais, destinada a homenajear personas físicas y jurídicas que se hayan destacado en la promoción de la paz, por medio de actividades relacionadas en varios argumentos, entre ellos la contribución al desarrollo espiritual de la Humanidad. Según el proyecto que dio origen a la Ley, escoger el nombre de Chico Xavier para la encomienda “se dio porque Chico se transformó en una referencia universal de personas dotadas de buena voluntad, de construir un mundo mejor”. La primera conmemoración de entrega de la condecoración, con el cual Chico Xavier fue uno de los agraciados, ocurrió el 3 de marzo de 2001.

El “Minero del Siglo”

El médium Francisco Cándido Xavier fue elegido el “Minero del Siglo”, en una promoción de la Rede Globo Minas, que atrajo, en 15 días, más de 2,5 millones de votantes, a través del teléfono y de Internet. Con el resultado conocido el 17/11/2000. Chico Xavier recibió 704.030 votos en todo el Estado, quedando en segundo lugar el inventor del avión, Santos Dumont, con 701.598 votos, y, el tercero, Edson Arantes do Nascimento, el Pelé, con 260.336 votos.

La sucesión de Chico Xavier

Registramos, como luminosa lección de humildad y desprendimiento para todos los que nos dedicamos a los trabajos de la Doctrina Espirita, la siguiente declaración del médium, hecha en una entrevista que concedió al periódico Estado de Minas, de Belo Horizonte (MG), edición del 12/7/80:

p- ¿Cómo quedará la Doctrina Espirita después de su muerte? ¿Usted cree que la Doctrina quedará debilitada? ¿Quién podrá sustituirlo en el liderazgo?

R- La Doctrina Espirita estará también después de mi desencarnación como estaba antes, porque yo no soy una persona con cualidades especiales para servirla. Soy un médium tan común, tan falible como cualquier otro. No me siento una persona necesaria y mucho menos indispensable. Otros médiums estarán ahí interpretando el pensamiento y el mensaje de nuestros amigos espirituales. (…)

Concluyendo

Rematando este sencillo homenaje al querido hermano, no podemos dejar de recordar la veneranda figura de aquel que lo preparó, que lo guió, que lo llevó desde el inicio de su mediumnidad, quizá ya antes que el reencarnase, adiestrándole el Espíritu para el desempeño de tan ardua misión. Nos referimos al amoroso Benefactor espiritual, al dedicado educador que conocemos por el nombre de Emmanuel.

Podemos incluso afirmar que sin Emmanuel no tendríamos a Chico. Ha tan elevado Espíritu préstamos nuestra sencilla reverencia, suplicándole que continúe entre nosotros, para ayudarnos con la paciencia y el desvelo que tan fuertemente influyeron en la consolidación de la mentalidad cristiana del Movimiento Espirita en el Brasil.

Chico Xavier ahora estará recibiendo los merecidos frutos de su abnegado servicio a la Humanidad. Y a nosotros, los que nos hemos beneficiado de los luminosos resultados de su siembra, cabe el honroso deber de conducirnos a la altura de ella, inspirándonos tanto en el contenido de la obra que por él se concretizo en la Tierra, como en su vida digna de un verdadero cristiano, de un verdadero espirita.

La Casa de Ismael, asociándose a los espiritistas de todo el Brasil y del mundo, expresa al querido compañero Chico Xavier infinita gratitud por la vida enteramente donada a la Causa del Espiritismo Cristiano.

¡Dios lo ampare e ilumine en las nuevas sendas para recorrer!

Affonso Soares y Zeus Wantuil
Revista “Reformador”
Traducido por Jacob

Bibliografía:

BARBOSA, Elias. No mundo de Chico Xavier. 7. ed. IDE.
COLEÇÕES DE REFORMADOR, órgão da Federação Espírita Brasileira. Diversos volumes.
MAIOR, Marcel S. As vidas de Chico Xavier. Editora ROCCO, 1994.
PEREIRA, Yvonne A. Recordações da mediunidade. 4. ed. 1. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2009.
RAMOS, Clóvis. 50 anos de parnaso. Rio de Janeiro: FEB, 1982.
SCHUBERT, Suely C. Testemunhos de Chico Xavier. 3. ed. 1. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2008.
SOARES, Célia (Coord. Editorial). Chico Xavier, mandato de amor. Belo Horizonte: UEM, 1993.
TAVARES, Clóvis. Amor e sabedoria de Emmanuel. 7. ed. IDE.
______. Trinta anos com Chico Xavier. 5. ed. IDE.
TIMPONI, Miguel. A psicografia ante os tribunais: no seu tríplice aspecto: jurídico, científico, literário. 6. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1999.
XAVIER, Francisco C. Crônicas de além-túmulo. Pelo Espírito Humberto de Campos. 16. ed. Rio de Janeiro: FEB, 2008.
______. Encontros no Tempo. Espíritos diversos (Hércio Marcos C. Arantes). 2. ed. IDE.
______. Entender conversando. Pelo Espírito Emmanuel. 7. ed. IDE.
______. Entrevistas. 2. ed. IDE.
______. Novas mensagens. Pelo Espírito Humberto de Campos. 13. ed. Rio de Janeiro: FEB, 2009.
WANTUIL, Zêus; THIESEN, Francisco. Allan Kardec: pesquisa biobibliográfica e ensaios de interpretação. 4. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1998. V. 3.

2 comentarios en “Francisco Cándido Xavier – Parte 12. Final”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.