Anotación

caridadManifestaste inocultable aborrecimiento, ante las observaciones paternas que te contrariaran los propósitos impensados. Ayer, abusaste de la alimentación, hoy pretendías una excursión inconveniente. Se refirió tu padre a las necesidades del espíritu, con acentuada tristeza; sin embargo, lejos de entender la nobleza de su gesto, buscaste, intempestivo, los brazos maternos, en la ansia incontenida de hallar aprobación a tus caprichos juveniles.

Pero, fuiste injusto.

El joven que rehúsa la orientación acertada de los más viejos que le desean el bien, procede como el labrador liviano que reprueba la buena simiente. Gustas de largas excursiones en los campos frutales, cuando las naranjeras se cubren de frutos y cuando las parras están llenas de uvas dulces. ¿Crees, no obstante, que los excelentes árboles hayan crecido sin cuidado? ¿Admites que la viña no necesitó de amparo cuando estaba pequeña?

Todas las plantas, mayormente las más tiernas, sufren insistentes persecuciones de detritos y gusanos. Sin cariñosas manos que la protejan, les sería prácticamente imposible el desenvolvimiento y la fructificación; muchos días de vigilancia requieren del fruticultor antes de atendernos en el pomar.

¿Ignoras que lo mismo acontece en el campo del corazón?

Las malas experiencias de un niño, lo acompañan en la vida entera. Dice un antiguo proverbio: “con el tiempo la hoja del moral se convierte en una vellosa seda”; pero no podemos olvidar que también con el tiempo las aguas desamparadas y olvidadas, se transforman en pantano. No te rebeles contra la sementera de la reflexión y de la bondad, que el cariño paterno realiza en tu espíritu. Sobre todo, no te impresiones con la fantasiosa opinión de los colegas de la calle. El tiempo dará cuerpo a los principios inferiores o superiores que abraces y, mientras el compañero extraño a tu hogar puede ser el amigo de algunos días, tu papá será el amigo y benefactor de muchos años.

Espíritu Neio Lúcio
Médium Francisco Cândido Xavier
Extraído del libro “Alborada Cristiana”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.