Francisco Cándido Xavier – Parte 8

Alegrías y dolores

chico_xavierLas primeras obras psicografiadas por Yvonne A. Pereira a partir de 1955, dan a Chico un nuevo animo, tanto por la esencia de la producción llevada por la médium, como por su carácter de verdadera cristiana, de médium a servicio de la causa de Jesús. Y, en 1957, surgen las esperanzas de un auxiliar directo, más próximo, en la figura de Waldo Vieira, cuyos dones mediúmnicos anunciaban prometedores y fecundas realizaciones en la siembra del libro espirita.

En una carta dirigida al Dr. Wantuil, el 28/8/57, Chico así se expresaba, revelando su grandeza de espíritu y su acendrado amor a la Doctrina: “Para mí sería lo ideal que muchos médiums apareciesen, cada vez más conscientes de nuestras responsabilidades para el Espiritismo Evangélico en Brasil. Médiums que entiendan la Federación y respeten las directrices. Permita Jesús que muchos y muchos aparezcan y nos ayuden a todos, porque la comunidad espirita crece día a día, rogando pan espiritual”.

Sonaba, pues, la hora de un nuevo y, ahora, bien áspero testimonio. Habría como mecha la falta de vigilancia de un pariente próximo que, hábilmente manipulado por tradicionales adversarios del Espiritismo, serviría de instrumento para tentar llevarlo al ridículo, a él y a la Doctrina, con la acusación de que su obra mediúmnica era fruto de mistificación consciente, no pasando Chico de un experto imitador.

En una entrevista exclusiva al periódico belo-horizontino Diario de Minas, del 30/7/58 (Reformador, septiembre, 1958, p. 11 y 12), el médium, con serenidad de espíritu de renuncia, responde a todo con benevolencia, indulgencia y perdón, envolviendo a aquel pariente en sinceras vibraciones de amor, y, por fin, declaró al reportero: “Creo que con esta nueva conversación, estoy encerrando de mi parte todo el asunto de que yo pueda tratar en la presente cuestión, rogando a Dios nos bendiga a todos”. Y el triste episodio moriría por si mismo…

Traslado para Uberaba

En el año siguiente, exactamente el 5 de enero de 1959, se traslada para Uberaba (MG), donde encontraría el clima adecuado para amenizar los efectos de un laberintitis que lo acometió a inicios de 1958. La nueva fase de vida en nada alteraría las directrices espirituales que lo guiaban en el cumplimiento de los sagrados deberes de médium al servicio de Jesús: fidelidad al Evangelio y a la Doctrina, bajo el amparo de los desvelados guías, teniendo al frente al infatigable Emmanuel.

En Uberaba, como hasta entonces en Pedro Leopoldo, prosiguen las labores en el campo del libro espirita y se intensifican las actividades en beneficencia, por medio de la asistencia a la pobreza, del atendimiento fraterno, al principio en la Comunión Espirita Cristiana y, más tarde, bajo los auspicios del Grupo Espirita da Prece, más allá del sagrado servicio de la orientación espiritual y del recetario homeopático, todo gratuitamente ofrecido, como recomienda el Evangelio. Siempre fiel a ese programa, Chico ingresa en la década del 60, manteniendo su ininterrumpida actividad mediúmnica en el Espiritismo Cristiano.

De viaje al Exterior

Los bendecidos frutos de su trabajo ya fecundaban corazones fuera de Brasil, su nombre alcanza proyección internacional, y es cuando ve llegado el momento de personalmente colaborar para la difusión del generoso ideal entre hermanos de otras tierras.

En 1965 y 1966, visita, en compañía de Waldo Vieira, para visitar comunidades espiritas de diversas ciudades de los Estados Unidos, México, Cuba, Haití, Inglaterra, Francia, Italia y Portugal. Particularmente prometedor fue la visita a los Estados Unidos, de que resultó la fundación del “Christian Spirit Center” y el lanzamiento del libro The World of the Spirit, traducción al ingles de la obra psicografiada por Chico y Waldo, de la autoría de diversos Espíritus, lanzada en Brasil bajo el titulo “Ideal Espirita”, de la Comunión Espirita Cristiana, de Uberaba. De esos viajes en América del Norte y Europa surgió, publicada por la FEB, la obra Entre Hermanos de otras Tierras, con mensajes recibidos en lengua portuguesa y directamente en lengua inglesa.

Homenajes oficiales repasados a la Doctrina Espirita

Amado por todos, respetado por los adversarios del Espiritismo, Chico siempre y cada vez más conquista los corazones, ejemplificando las virtudes cristianas de la mansedumbre, de la dulzura, de la caridad en fin, atrayendo sufridores, descreyentes, desorientados para las luces del Espiritismo Evangélico, callando, humildemente, las voces de todos los que no simpatizaban con la Doctrina, de que él es un perfecto seguidor. Y, naturalmente, su persona es por todos requerido, multitudes lo buscan, tanto para recibir de él el bienestar moral proveniente de lo Alto, como para, solamente, verle, oírle una palabra, envolverse en el ambiente benévolo que lo rodea.

Es la época de los homenajes oficiales. A partir de 1968, comenzando por su nunca olvidado Pedro Leopoldo, decenas de localidades, grandes y pequeñas, le ofrecían, por intermedio de sus casas legislativas, títulos de ciudadanía honoraria, de los cuales el generoso médium jamás declinaba, no por orgullo o vanidad, ya que tales sentimientos no viven en su corazón, sino por el amor a la Causa del Cristo, pues sabe que es la Doctrina Espirita Cristiana, que tales homenajes, consciente o inconscientemente, se dirigen.

Entrevistas y reportajes

Su palabra, siempre repasada de sabiduría, elevación moral y dulzura, es ávidamente disputada por los vehículos de comunicación, ahora liderados por el más poderoso divulgador de ideas en el siglo XX, que es la televisión. La entrevista concedida a la TV Tupi, canal 4, de São Paulo, el 27 de junio de 1971, transmitida en vivo en el programa Pinga Fogo, alcanzando niveles de audiencia nunca antes vistos, inaugura en la década de los 70 una bendecida fase más de servicios prestados por Chico a la difusión de las verdades espiritas.

El 12 de diciembre del mismo año, Chico participaría de una nueva entrevista en Pinga Fogo, que también obtuvo una gran repercusión. Se siguen muchas otras, también dadas a periódicos y revistas, y de ese movimiento surgen diversos volúmenes que conservan en el papel o en cintas de casetes, para las generaciones futuras, tan precioso patrimonio de informaciones al respecto de la vida espiritual, de las leyes que rigen los pasos del Espíritu inmortal, en la carne o en el más allá del túmulo. Internet vendría posteriormente a ampliar el conocimiento de Chico y su obra en otros países.

Affondo Soares y Zêus Wantuil

Continuara…

Revista “Reformador”
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.