A una rosa

amaliaFlor de hermosura ideal
bella y delicada rosa
yo te contemplé orgullosa
en un jardín oriental.

Hubo un ser que comprendió
que admiraba tu hermosura
temerario te arrancó
en mi mano te dejó
y le miré con ternura.

Otra vez nos encontramos
y en memoria de la rosa
cariño eterno juramos
de amistad pura y preciosa
un santo lazo formamos.

Hoy tus hojas sin color
las contemplo y las bendigo
pues me dieron un amigo
que es una ignorada flor.

Amalia Domingo Soler.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.