Alma querida

Di¡Buenos días, mis queridos hermanos, leamos este lindo poema para todos aquellos que sufren… ¡Esos pensamientos y reflexiones no pueden ser de la Tierra, ellos son del paraíso, el paraíso del amor en el cual habita Joanna!.. (Bruno Tavares)

¡Alma querida! Golpeada por el vendaval, sacudida por la inseguridad bajo la lluvia de guijarros, sobre espículas crueles. Es de noche, y los fantasmas se deslizan en las sombras.

Tú tiemblas, lloras… Te duele el pecho, repleto de angustias y se tambalean tus frágiles piernas. Tus manos, siempre ágiles, descienden y se niegan a transformarse en alas para volar.

¡Alma quería! Mira más allá de la noche y verás, verás el amanecer a lo lejos que llegará a ti, pleno de luz, apagando todas las sombras, disminuyendo todas las aflicciones.

¡No pares! ¡Yergue la cabeza y avanza, alma solitaria y triste!

El Sol de la eterna creencia, avanza en tu búsqueda, aguardando que tu sigas en Su dirección, al encuentro, cuando rodeada de luz, bendecirás todos los dolores, todas las humillaciones, que son los tesoros incorruptibles de la vida, coronándote de estrellas.

¡Alma querida! ¡No te canses de luchar!

Cada uno de nosotros es alma en reajuste. Aquí experimentamos, otra vez, su cuadro de testimonio, más nuestro Modelo, cuando acepto la Cruz, la transformó en dos brazos que acarician y no en una viga hedionda de horror.

¡Id! Avanzad, Almas queridas, bendiciendo la noche con vuestras oraciones, que se transformaron en estrellas, con vuestras lagrimas que se convertirán en rayos de luz, para que nunca más haya oscuridad.

¡Dios os bendice, almas queridas! Son los votos de la humilde y maternal servidora de siempre.

Joanna de Ángelis
Médium  Divaldo Franco

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.