Frente al pase magnético

andreluzAl aplicar pases y demás métodos de la terapéutica espiritual, no indagar sobre los resultados y jamás temer por el agotamiento de las fuerzas magnéticas.

El bien ayuda sin preguntar.

Recordar que en la aplicación del pase no se hace necesaria la gesticulación violenta, la respiración jadeante o el bostezo continuo, como también que no siempre hay necesidad de tocar directamente al paciente.

La práctica del pase no necesita de ningún recurso espectacular.

Esclarecer a los compañeros en cuanto a la inconveniencia del pedido de pases todos los días, sin necesidad real, para que ese género de auxilio no se transforme en manía.

Es falta de caridad abusar de la bondad ajena.

Prohibir todo ruido, personas fumando o alcoholizadas, así como alboroto o la presencia de hermanos irreverentes o irónicos en los recintos destinados para la asistencia y tratamiento espiritual.

De ambiente impuro, nada bueno se puede esperar.

Interrumpir las manifestaciones mediúmnicas en el horario destinado al pase curativo.

La disciplina es el alma de la eficiencia.

Impedir, siempre que fuese necesario, la presencia de enfermos portadores de males contagiosos en las sesiones de asistencia en grupo, situándolos en lugares separados para el socorro correspondiente.

La fe no excluye la previsión.

Cuando fuese oportuno, adicionar el soplo curativo a los servicios del pase magnético, así como el uso de agua magnetizada, el autopase o la emisión de fuerzas restablecedoras, a distancia, por medio de la oración.

El bien eterno es una bendición de Dios a disposición de todos. Y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva y vivirá. Marcos, 5:23

Espíritu Andre Luiz
Médium Waldo Pereira
Extraído del libro “Conducta Espirita”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.