Trabajemos

felizEsta existencia es una oportunidad para ser mejores, todo lo que nos sucede es para nuestro mejoramiento, sin embargo, debemos de tener presente de que si todo lo que nos sucede es para nuestro bien ¿Por qué nos quejamos?

Pues porque nos empeñamos en ver solo un lado de las dos caras, nos encerramos en entender de que esta vida no es tan importante, hablando desde el punto material, y si muy necesaria hablando desde el punto espiritual.

Debemos siempre tener presente que una existencia no es nada pero nos puede hacer avanzar más, pero para ello debemos de entender que el Padre todo lo que nos envía no son castigos, pues los castigos no existen, son posibilidades para aprender, por ejemplo, si a un joven le enseñas que no puede jugar con fuego y el joven al cabo del día el solo se quema, ¿de quién es la culpa? La advertencia, fue dada, pero el joven no ha hecho caso, pues en la espiritualidad es así, nosotros tenemos esa voz que nos dice que pensemos las cosas.

Cuando vamos a hacer algo malo contra alguien, en esos momentos, tenemos sudores, es la conciencia, tenemos miedo, es la conciencia, tenemos inseguridad, es la conciencia, hay momentos que no encontramos a la persona que queremos lastimar, eso es Dios.

Por eso, confiemos en el Padre, vivamos procurando no hacer daño a nadie y sobre todo oremos a Jesús para que nos ampare siempre y confiando en El, todo saldrá bien, no busquemos ser mejores, materialmente hablando, no busquemos tener más porque entonces así es como la conciencia nos demostrara que estamos errados.

Espíritu Rafael.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.