¿Cómo Auto determinarse?

relaciones_espiritualesAuto determinarse es emancipar la razón y conseguir decir “no” sin culpa, o elegir decir “si” no porque somos buenos, sino porque, con certeza, fue la mejor elección. No podemos ser los otros, como tampoco podemos vivir en los otros, ni podemos ser lo que los otros quieren que seamos, pues no somos lo que desean.

El líder político y militar, emperador de Francia, Napoleón Bonaparte en su célebre frase “Nada es más difícil y, por tanto, más precioso que ser capaz de decidir”, revela nuestro miedo de tomar decisiones y la inseguridad de que ellas puedan no ser tan asertivas. Pero no se preocupe, usted no está solo. La culpa por esa situación se debe, una buena parte de ella, a la falsa interpretación de las lecciones de las doctrinas judaico-cristianas.

En el Evangelio de Mateo, cap. VII, el evangelista escribió: “No juzguéis, pues, para que no seáis juzgados; porque con el juicio que juzgares a los otros, seréis juzgados; y con la medida con que medís os medirán también a vosotros”.

¿Usted ya percibió cuán difícil es no juzgar? Podríamos decir que es imposible. Cuando juzgamos, ejercemos el derecho de decidir sobre nosotros mismos, nuestra vida, los otros y el futuro. Juzgamos cuando escogemos una blusa en el muestrario de la tienda, cuando decidimos cual es mejor camino seguir o cuando elegimos nuestras amistades. Juzgar es ejercer nuestro libre albedrío, es la medida de nuestra libertad, es cuando, por fin, podemos decidir si es más prudente decir “si” o “no”.

¿Entonces, como conciliar nuestra libertad de juzgar y decidir con la propuesta evangélica? Creo que el lector atento ya percibió adonde quiero llegar. Yo no debo juzgar a las personas, sino sus actitudes de acuerdo con los valores y la ética, por lo tanto, yo me juzgo a mí mismo para asegurar que mis palabras, sentimientos y actitudes sean asertivos. Infelizmente lo que de regla hacemos es juzgar a los otros y condenarlos, y es en ese punto en que el apóstol advierte. El mayor bien que podemos hacernos a nosotros y a los demás es auto determinarse.

Davidson Lemela. Neuropsicólogo

Revista «Periódico de Estudios Psicológicos»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.