Convite a la mediumnidad

JoannaAngelis“Ciertamente, hay diversidad de dones, pero todos proceden del mismo Espíritu. Hay diversidad de ministerios, pero un solo Señor” (1ª Epístola a los Corintios: capitulo 12º, versículo 4 y 5)

Médiums, mediúmnidades.

Médiums todos lo somos, y mediúmnidades la poseemos todos nosotros. Perfeccionarlas o descuidarlas, relegándolas al plano secundario, es responsabilidad que cada uno ejerce mediante el propio albedrío.

El barro maleable en las manos del alfarero es el médium del recipiente. El hierro caliente en el yunque y el martillo del operario es médium de la forma que plasma.

Dejándose conducir por las manos del Operario Divino, el hombre modela y ejecuta las construcciones mentales superiores, siendo cooperador en la Obra de Nuestro Padre.

Resistiendo a la inspiración elevada, se deja, maleable, arrastrar por otras ondas de pensamiento, colaborando, a veces, inconscientemente en la formación de los paisajes de dolor, de sombra y de desdicha para los otros como para sí mismo.

La verdad es que todos estamos interconectados, en función mediúmnica activa, incesante, gracias a los múltiples dones que tenemos.

Vinculados, espíritu a espíritu por el impositivo de la evolución, desde que constituimos familias que forman la gran familia universal, sintonizándonos recíprocamente por las afinidades y aptitudes, ideales y deseos en unión inmensa que solamente el amor consigue los objetivos elevados, liberadores.

Así, siendo, medita en las posibilidades mediúmnicas en que te encuentras poseído y elévate por el ejercicio de las acciones nobles, de modo a extender los recursos positivos en la realización del bien en que el Señor a todos nos convoca.

Ciertamente unos están más favorecidos por las facultades mediúmnicas que les son concedidas para la propia edificación a la luz consoladora de la Doctrina Espirita, que es la única directriz segura con Jesús para el trabajo bendecido de iluminación en la Tierra.

Si, todavía, no experimentaste los síntomas más evidentes de la mediumnidad, transfórmate espontáneamente en instrumento del amor y enciende la lámpara del auxilio fraterno en el corazón, a fin de que la caridad te transforme en médium de la esperanza, entre los que aspiran a un Mundo renovado y dichoso para el futuro, desde hoy.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Convites de la vida”
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.