Primeras gracias recibidas

ChicoAkardecEl 4 de noviembre de 1944, fecha de nuestra primera visita a Chico, él, después de llenarnos con lindos casos, nos llevo al interior de su sencilla casita, para participar de una sesión en que recibimos mensajes tocantes de Emmanuel y de nuestra cuñada Wanda, una delicada ave del cielo, muy temprana llamada a la Patria Espiritual, y las dos poesías abajo, que nos arrancaron lagrimas de emoción, tanto nos hablaron al corazón, visto que navegábamos en un mar de llantos u observábamos cardos brotando en nuestros caminos con pretensión de herirnos.

De hermano para hermano

I

En el camino que la niebla lleno de horrores,
pasa la multitud infeliz, exhausta y ciega,
-¡Es la humanidad que se desagrega
en el podrido ergástulo de los dolores!

Se oyen gritos escarnecedores.
¡Y Caín que, de nuevo, reniega,
rebosa el mar de llanto donde navega
la esperanza de los seres sufridores!

Y en este abismo de miserias y ruinas,
que extenderás, amigo, las manos divinas,
como estrellas brillando sobre las cruces.

Ve, cirineo de la luz que santifica,
que el Señor bendice y multiplica
el pan de la caridad que produces.

Augusto Dos Anjos.

Billete a un luchador

II

Mi querido Ramiro Gama,
los benefactores del más allá,
colaboran en las tareas
de tu misión en el bien.

¿Azotes surgen en la camino?
¡Jamás sufras hermano mío!
El Señor de la Luz Divina
te ampara
el corazón.

Brotan cardos en los caminos,
¿con pretensiones a herir?
tolerados
resignado
y espera el Sol del Porvenir.

¿Hay difíciles testimonios?
no temas perturbaciones,
pues toda cruz es camino
de santas renovaciones.

Ramiro, Dios te ilumine,
en el esfuerzo que te conduce,
de la sombra espesa de la Tierra
a la redención con Jesús.

Casimiro Cunha.

Del libro «Lindos casos de Chico Xavier»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.