Una lección

simonettiUn hombre se quejaba muy descontento:

– ¡¡Hay tanta gente rica y yo nada tengo !! ¿Si Dios no me agració como puedo caminar por la vida?

Un sabio oyó su lamentación.

– ¿Dios no le dio una juventud saludable ?

– Bueno …. Reconozco que soy fuerte y bien dispuesto.

El sabio le tomó la mano derecha y le preguntó:

– ¿Me deja cortar esa mano por mil rublos ?

– ¡¡¡Noooooo !!!,¡¡¡ni por doce mil !!!

– ¿Y la izquierda ?

– Tampoco , ¡NO!

– ¿Y … por diez mil rublos consentiría en quedar ciego para toda la vida ?

– ¡Ni un ojo yo le daría por tal dinero !

El sabio sonrió.

– ¿Dios le dio una riqueza tan grande y usted todavía reclama?

León Tolstoi.
Richard Simonetti

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.