Psiquiatría y espiritismo

piresEl conflicto entre Psiquiatría y Espiritismo ha tomado volumen entre nosotros, en virtud del crecimiento del movimiento espírita. El prejuicio religioso influye mucho en la cuestión, estimulando el prejuicio científico. Sin embargo, las últimas conquistas de las Ciencias han abierto una perspectiva de tregua. En la proporción en que el concepto de materia se ha pulverizado en las manos de los físicos y alcanzó el plano de la antimateria, se ha verificado una nueva revolución copernicana en lo que atañe a la concepción del hombre. Correspondió a un famoso psiquiatra norteamericano, Ian Stevenson, dar nuevo impulso a las pesquisas sobre la reencarnación.

En la URSS el psiquiatra Wladimir Raikov, de la Universidad de Moscú, reconoció el fenómeno de los recuerdos de vidas anteriores y emprendió investigaciones al respecto, partiendo del presupuesto de sugestiones telepáticas. Hoy hay un gran número de psiquiatras espíritas, lo cual establece el diálogo entre campos opuestos. Las pesquisas parapsicológicas con débiles mentales han dado la razón a la tesis espírita de la distinción entre cerebro y mente. Los débiles mentales actúan en el plano de psi (fenómenos paranormales) en igualdad de condiciones con las personas normales. Eso parecía indicar que la debilidad era únicamente cerebral y no mental.

Cuando Rhine sostuvo la naturaleza extra-física de la mente, que Vassiliev intentó refutar sin conseguirlo, el problema se hizo más claro. Muchos enigmas de la Psiquiatría se han vuelto más fáciles de plantear para una solución. Entre ellos, quizá el más complejo es el de la Esquizofrenia. Ciertos casos de amnesia, en que los pacientes sustituyen la memoria actual por otra referente a una posible vida anterior, arrojaron nueva luz sobre el intrincado problema.

La escisión de la mente, la dilución de la memoria, el alejamiento de la realidad parecen denunciar una especie de nostalgia psíquica que determina la inadaptación del espíritu a la realidad actual. Tendríamos, de esa forma, un caso típico de auto-obsesión en las modalidades variables de la Esquizofrenia. Los casos se agravan con la participación de entidades obsesoras generalmente atraídas por el estado de los pacientes. Éstos se hallan en estado de ambivalencia y son obligados a optar por el pasado ante la presión obsesiva. Este es otro factor favorable a la práctica de la desobsesión.

Psiquiatría y Espiritismo pueden ayudarse mutuamente, a lo que parece, en un futuro bastante cercano. No hay razón para las condenaciones psiquiátricas actuales de los procesos espíritas de cura de los casos de obsesión.

J. Herculano Pires.
Extraído del libro «La obsesión – pase- el adoctrinamiento»

 

2 comentarios en “Psiquiatría y espiritismo”

  1. Muy interesante la informacion. Hace mas de un siglo que los Espiritas teniamos esa informacion. Cuando uno comienza lo tildan de enfermo mental. Cada persona viene a la tierra con una mision ademas los dones que le prestan son distintos para cada persona. Se sufre y se pasa por el cresol y es una gran responsabilidad.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.