Despacio, mas, siempre

«Mas aunque nuestro hombre exterior se corrompa, el interior, con todo, se renueva, de día en día. “- Pablo (II, Corintios,-4:16.)

Observa el espíritu de secuencia y gradación que prevalece en los mínimos sectores de la Naturaleza.

Gránese la espiga de grano en grano, desarróllese el árbol, milímetro a milímetro.

Nada se realiza a saltos y, en la pauta de la Ley Divina, no existe privilegio en parte alguno.

-Nace la floresta de simientes insignificantes. Se levanta la construcción, pieza a pieza.

Comienza el tejido en los hilos.

Las más famosas páginas fueron producidas, letra a letra.

La ciudad más rica es edificada, palmo a palmo.

Las mayores fortunas de oro y piedras fueron extraídas del suelo, fragmento a fragmento.

La carretera más larga es pavimentada, metro a metro.

El gran río que desemboca en el mar es conjunto de hilos líquidos.

No abandones tu gran sueño de conocer y hacer, en los dominios superiores de la inteligencia y del sentimiento, pero no te olvides del trabajo pequeño, día a día.

La vida es proceso renovador en todas partes y, según la palabra sublime de Pablo, aunque la carne se corrompa, la individualidad imperecible se reforma, incesantemente.

Para que no nos modifiquemos, todavía, en el sentido opuesto a la expectativa de lo Alto, es indispensable que sepamos perseverar con el esfuerzo de auto-perfeccionamiento, en vigilancia constante, en la actividad que nos ayude y ennoblezca.

Si algún ideal divino te habita el espíritu, no olvides el servicio diario, para que se concretice en el momento oportuno.

¿Hay oportunidad favorable para la realización? Actúa con regularidad, de alma girada para la meta.

¿Hay percances y luchas, espinos piedras en la senda? Prosigue incluso así.

El tiempo, implacable dominador de civilizaciones y hombres, marcha solo a sesenta minutos por hora, pero nunca se detiene.

Guardemos la lección y caminemos hacia delante, con la mejoría de nosotros mismos.

Despacio, mas siempre.

Por el Espíritu Emmanuel.
Médium Francisco Cândido Xavier

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.