Valoración de cada sesión

dolorsHermanos amados: Unas breves palabras para recordaros, que no por el número de asistentes a las sesiones y menos aún por su duración, se puede conseguir un gran trabajo espiritual, no lo penséis, hermanos, aquello que realmente cuenta, es la unión de los pensamientos, la unión de los espíritus que estáis dispuestos a realizar este trabajo de amor espiritual hacia los seres necesitados de ternura, de consuelo y de orientación. Por ello, hoy, quiero insistir en que retengáis en vuestras mentes estas palabras, quiero precisar, que no cerréis la sesión sin haber hecho un comentario de todo cuánto, los seres que se han comunicado, os han transmitido.

Pensad que espíritus muy sencillos os han dado unas comunicaciones que no están exentas, en modo alguno, de grandes enseñanzas. Por lo tanto a estos seres les debéis la gratitud de que, con sus mensajes, os hayan dado unos consejos que, aún sin pretenderlo, pueden ser para vosotros un norte, un guía para los pasos que poco a poco debéis dar en esta existencia.

Hermanos, no creo que seáis capaces todavía de valorar, en toda su grandeza, la labor que estáis realizando. Os parece simple, y no lo es, su importancia radica en el amor que dirigís a estos seres que os necesitan. Nunca abandonéis esta labor, porque yo os digo, si la abandonarais, ¿de qué se os llenaría el espíritu? ¿Qué tendríais en vuestras manos a la hora de encontraros frente a la vida espiritual?

Sabéis, que este paso tan simple de pasar del mundo material al mundo espiritual, es un paso importante, sólo y únicamente, en el momento que serenamente el espíritu repasa cuales han sido sus obras y su comportamiento, en el caminar de la última existencia.

Hermanos, que en vuestros espíritus reine siempre la paz.

Adiós.
Igualada, 18-11-1995
María Dolors Figueras
Extraído del libro “El despertar del alma”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba