Corte eso

La existencia en la Tierra es comparable a una película que usted está protagonizando. El director es el intérprete se conjugan en usted mismo, porque el objetivo de la libre elección yace en sus manos, tanto como las imágenes de la película son creadas por sus propios pensamientos.

Atienda a sus encargos, tan bien como le sea posible.

Muchos episodios y trechos inconvenientes pueden ser evitados para que se le destaque la excelencia del trabajo: recuerdos amargos; ideas de venganza; resentimientos; desilusiones; perjuicios y fracasos; enfermedades y tristezas; irritación y amargura; condenación y queja; cólera e impaciencia; reclamaciones…

Cuando cualquiera de esos lances viniera a surgir en su camino o en su imaginación, corte eso. Convierta la sombra en luz, en la vivencia de la esperanza y del bien. Y aparte de usted todo lo que le pueda tiznar la tranquilidad, porque en un futuro próximo o menos próximo, su película estará en la pantalla de la verdad y van a pasar sus elecciones.

Espíritu: Andre Luiz
Médium: Francisco Cândido Xavier

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.