La tierra y el futuro

Con las constantes modificaciones que observamos en nuestro planeta en los días de hoy y con las informaciones ya facilitadas por la espiritualidad, hay espacio para la reflexión sobre el futuro de la humanidad en la Tierra. Una discusión de este tipo nos parece importante, teniendo en cuenta la necesidad de la práctica de la reflexión en nuestra vida para poder seguir en esta jornada de la mejor manera posible, evitando sufrimientos innecesarios y contemplando la felicidad que la vida nos puede ofrecer.

Ya en el tiempo de la codificación, los amigos espirituales de los planos mayores responsables de la misión, “Tierra Regenerada”, nos informan de la decisión Divina de promover la evolución de la Tierra como planeta Expiatorio a Regenerado. Eso implica, evidentemente, una condición más feliz de vida para la humanidad futura. Como el propio término dice, expiación implica la necesidad de reencarnaciones reparadoras de los errores cometidos en vidas anteriores y, en consecuencia, el sufrimiento se encuentra presente fuertemente en ese sistema de vida.

Regeneración significa un paso adelante en la escala evolutiva; una fase de transición rumbo a la felicidad eterna. Regenerar demuestra el arrepentimiento y la recuperación de muchos errores con el establecimiento de la armonía evolutiva y por tanto, un estado más feliz de vida individual y comunitaria. En esa importante misión, el plano espiritual nos informó que Brasil fue el país escogido como polo centralizador del movimiento de transformación. El proyecto Tierra regenerada, ciertamente implica etapas debidamente planeadas con la participación de personas actuando en todas las áreas del conocimiento humano y en todos los puntos del planeta, así como en los otros planos espirituales. Todo está coordinado por la Espiritualidad Mayor, responsable del desarrollo de la vida en la Tierra en relación con el Universo. Mucha gente todavía no tiene acceso a esas informaciones o no se las creen y observa al mundo como decadente. Muchos creen en la destrucción drástica del planeta y en la selección Divina de la humanidad entre el cielo y el infierno. Teniendo en cuenta la complejidad de la vida en el planeta, con billones de espíritus encarnados y otros tantos en planos espirituales próximos, cada uno con su individualidad innata y Libre albedrío, vemos aún mucho desorden, sufrimientos, injusticias, etc. ¿Pero dónde están las evidencias del proyecto Tierra Regenerada?

La primera de ellas la vamos a encontrar en el propio Evangelio, donde Jesucristo nos garantiza que Dios Padre nos enviará, en el momento adecuado, el Consolador y con él a los ángeles santos. Así, una pléyade enorme de espíritus superiores trabajarán en este proyecto. Un proyecto de esta naturaleza no podría realizarse de una hora para otra sin implicaciones serias en la estructura del planeta y en la armonía del Universo. Y por tanto, es de esperar que esto se produzca gradualmente, dentro de las condiciones naturales del planeta. Pero también hay que pensar en un proyecto no muy lento, debido a los marcados efectos de destrucción de la naturaleza provocados por hombres sin visión de la colectividad y también por la necesidad evolutiva más rápida de aquellos que aman a la Tierra. Con esa visión, el proyecto básico consistiría en una selección de los espíritus reencarnantes en el planeta.

El consentimiento para la reencarnación de solamente espíritus con niveles de evolución apropiados a Tierra regenerada y de espíritus misioneros más elevados, propiciará cambios radicales en beneficio de todos, pero infelizmente a costas de grandes sufrimientos, lo que no es motivo de desagrado para muchos que comprenden el gran valor de estos desafíos para la evolución espiritual. En este caso, debemos observar el buen desarrollo espiritual en adultos, jóvenes y principalmente en las criaturas de hoy. Pero no puede haber una regla fija establecida para todos y hay muchas excepciones por motivos diversos. En esta etapa, vemos actualmente como, grupos de jóvenes y criaturas tienen desafíos cada vez mayores en el camino del bien que surgen a cada instante, como movimientos de solidaridad humana, preservación de la naturaleza, contra preconceptos, estabilidad política, contra la corrupción, etc.

Fuertes acciones están encaminadas en todos los sentidos, no solo a nivel local, sino también regional y nacional. Hay que pensar en el mundo como unidad. Surge la globalización económica y social. Esta integración implicará modificaciones acentuadas en el modo de vida del planeta. Habrá preocupación por la vida en general de todo el planeta. Para la preservación del medio ambiente será prioridad global en los hechos que más han perjudicado a la naturaleza a lo largo de los años, deberán contribuir más para la preservación global, sea ajustando sus actividades económicas o contribuyendo con recursos financieros a los países que deben mantener la naturaleza preservando la vida en la Tierra. El tiempo de la guerra fría acabó para siempre. Con el tiempo se percibirá que el gasto de recursos en armamento es inútil e innecesario. Contrariamente el desarme general será una práctica de eficiencia administrativa sin perjuicio alguno, pues habrá desinterés en conflictos externos debido a la convivencia amistosa en la comunidad global, complementando inclusive por la competitividad saludable en el trabajo, pero con respeto por el prójimo. Otra etapa importantísima será el desarrollo de tecnología avanzada capaz de promover la unión rápida y eficiente de la comunicación en todos los puntos del planeta. No es imaginable un cambio significativo en cualquier lugar sin la existencia de intercambios de información.

Un liderazgo es tanto más significativo en cuanto mayor es su capacidad de acercamiento de las personas a sus ideas que pasan a incorporarlas a su modo de vida. La informática es la tecnología establecida para el proyecto Tierra Regenerada. Con el uso de Internet las personas opinarán globalmente, promoviendo cambios administrativos en los gobiernos de todos los países, pues habrá una inmensa presión de la propia sociedad mundial en las administraciones locales. Podemos ver un cambio radical en las administraciones saliendo de la esfera individual o partidaria restringida, para una inmensa participación popular, venciendo las opiniones de la gran mayoría. Para la divulgación mundial de la información, debe ser resuelto el problema del lenguaje. Pero ya están en mejora programas de traducción automática que serán auxilios indispensables para la comunicación de la masa mundial. Ante esta visión preguntamos: ¿Cuál es nuestro papel en este planeta? ¿Apoyar este proyecto o vivir en este contexto? Cabe a cada uno descubrir su real objetivo del momento. Verificar sus posibilidades; comprender a la sociedad donde vive y ayudarla a mejorar, sea en su familia o sea en medios más amplios. Las posibilidades de trabajo son muchas.

El espiritismo proporciona un medio seguro para la reflexión, acompañando a la ciencia paso a paso y promoviendo la construcción de un mundo mejor con el fortalecimiento de una fe racional e inquebrantable. Y en esa área Brasil cumple su principal misión, enseñando la práctica de la caridad y fraternidad universal con todos los pueblos con sus innumerables instituciones benéficas como hospitales, orfanatos, guarderías, asilos, grupos y casas espíritas repartidas por todo el país. Pero es aquí en Internet donde ese ejemplo de solidaridad y de amor a la doctrina espírita donde se esparce al planeta con gran rapidez. Doctrina esta que simplemente coloca al hombre en constante meditación sobre la vida. De todo lo que se oye, cabe a cada uno seguir su razón, sin preconceptos. La humildad es el punto fundamental para el entendimiento de la verdad de la vida y el factor que limita el potencial del uso de la razón. El GEAE viene cumpliendo su papel frente al estudio de la vida y a la divulgación del espiritismo. Otros grupos amigos con el mismo objetivo reciben nuestro total apoyo en esta tarea. Aquí ofrecemos una pequeña oportunidad para todos para los que quieran participar de este inmenso proyecto, estudiando individualmente o en grupo, participando directamente en debates y en cambios de experiencias en todas las áreas. Sabemos de nuestras limitaciones y también creemos en la comprensión de nuestros (as) amigos (as) por los eventuales defectos que debemos siempre mejorar. En fin, como decimos, las posibilidades son inmensas y que Dios nos permita siempre abrazar las máximas posibles.

Raul Franzolin Neto Brasil (Retirado do Boletim GEAE – Número 269 – de 02 de dezembro de 1997) Enviado por João Cabral Presidente da ADE-SERGIPE

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.