¿Quién son ellos?

¿Quién son ellos? Preguntaste;
los de ademan altanero,
que ocultos bajo el sombrero
mi vista los contempló.

¿Quién son los de noble planta,
los de gentil continente ?
¿Son delirios que la mente
en un sueño los creó?

¿O en la realidad son hombres
que guardan en su memoria
una peregrina historia
de amor, de llanto y placer?

¿Son dos almas desprendidas
de este miserable mundo
que ofrecen su amor profundo
a los pies de una mujer?

Esto preguntó tu acento;
sin saberlo te interesa,
historia curiosa es esa
que yo te podré contar.

En ella el amor inmenso
y la grandeza se aduna,
y a los rayos de la luna
vi sus escenas pasar.

Los dos quieren a una bella,
y ella no quiere a ninguno;
les ve pasar, uno a uno
sin latir su corazón:

Pero cuando no aparecen
se retratan en sus ojos
de la ansiedad los enojos,
y febril agitación.

Los ve pasar, y en sus labios
se dibuja una sonrisa,
tan vaga, tan indecisa,
que no es dable describir.

Y de sus hermosos ojos
tan tranquila es la mirada
que nada revela, nada,
de lo que pueda sentir.

Ellos, los dos, le profesan
un amor grande y profundo;
pero los dos en el mundo
no se pueden contemplar.

Los dos aman… son rivales,
más por misterios extraños
ocultando sus amaños
vi sus manos enlazar.

Y ante el balcón de la bella
que adoran sin esperanza,
mil protestas de venganza
de sus labios escuché.

Y ofenden a la que adoran
cuando a su amor le rindieran,
mil vidas si mil tuvieran,
su salvación y su fe.

Ya sabes los sentimientos
que luchan en esta historia;
¿podrá acaso tu memoria
quiénes son adivinar?

No he hecho más que bosquejarte
esas inmensas pasiones;
esas grandes afecciones
¿las podrás tu retratar?

Pulsa, sí, pulsa tu lira,
sí comprendes quien son ellos,
que admiremos los destellos
de tu ingenio y tu razón.

Da solución al problema,
y hazle conocer al mundo
ese misterio profundo
de tan inmensa pasión.

Amalia Domingo Soler

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.