Sintonía

En ciertos momentos, la literatura Espirita contemporánea menciona el termino FRECUENCIA, conectando el entendimiento de varios pasajes (1-9). A partir de este hecho, se considera de gran importancia su comprensión, tanto que varias explicaciones ya fueron dadas en este sentido (2,9).

La existencia de vibración (o sea, una determinada FRECUENCIA- véase Revista Ser Espirita, nº 2 (9), tanto en la materia como en el transcurso de este energía, (1) proporciona explorar otro concepto importante para la vida, tanto material como espiritual, la SINTONÍA. Inicialmente como la ciencia y la literatura ven este término…

En términos científicos, el concepto de sintonía es complejo. Se considera que dos sistemas están en sintonía cuando emiten o reciben una misma frecuencia fundamental, o sea, resonan (2) en una determinada vibración. Es justamente cuando su impedancia (3) para esta determinada frecuencia es la menor posible. (10,11). Algunas fuentes de información más populares, como el diccionario Aurelio (12), por ejemplo, conceptúan este término, en lo que se refiere a circuitos eléctricos, como: “la condición de un circuito cuya frecuencia es igual a la de otro; dispositivo que permite ajuste de antena de aparato de radio, de televisor, etc., para recepción optima de las transmisiones de una emisora”. Pero, hay otra conceptuación también mencionada en este diccionario, el “acuerdo mutuo; armonía”. Ya la Enciclopedia Larousse Cultural (13) cita que el termino viene del griego (syn-juntamente + tono- tensión), significando el “estado resultante de la concordia o igualdad de frecuencias de diversos aparatos o fenómenos” o la “concomitancia, reciprocidad, acuerdo mutuo”. La sintonía es un fenómeno físico muy utilizado diariamente. Inicialmente, se puede mencionar las situaciones más comunes, como en el caso de las radios y televisores, donde, debido a algunos ajustes disponibles, la elección de las estaciones radio transmisores o canales televisivos pueden ser realizadas según el gusto del usuario. Sin embargo, estas son aplicaciones dirigidas para dispositivos eléctricos, que nos favorecen la información todos los días.

Observando con más atención, se verifica que tanto el diccionario como la enciclopedia mencionan otro significado para la SINTONÍA. Algo que envuelve concordancia o armonía. Aquí, surge una nueva forma de observación de este término, o sea, es algo que se debe establecer de forma común entre las partes involucradas, para que no cause discordia entre estas. Entonces, nuevos ejemplos pueden ser relacionados, como: un contrato, donde un acuerdo sobre algunas determinaciones serán cumplidas de forma mutua; o aun la participación en eventos, shows, ferias, congresos, ect, donde aquellos que las frecuentan están dispuestos a discutir, oír, ver y participar de los asuntos presentados.

Otros ejemplos más podrían ser considerados en lo cotidiano de los individuos: el envío de una determinada información a una persona puede ser una forma de hacerle sentirse sintonizada con aquel contenido; y así, muchas veces se realiza sintonías en cuestiones corrientes, sin que se perciba. Aun vale observar otros dos significados muy importantes para el término SINTONÍA: la reciprocidad y la concomitancia. La amplitud de estos dos significados es más bien profunda, pues requiere la participación activa de las partes involucradas. La reciprocidad demanda la participación efectiva en ambos sentidos de aquello que está en sintonía, de aquello que está acordado, de la armonía establecida. Bajo el punto de vista de concomitancia, más allá de la participación efectiva en ambos sentidos, hay aun la realización de esta sintonía en el mismo instante, simultáneamente. Es claro que estas explicaciones solo envuelven los hechos científicos y la lingüística. No en tanto, se pude desdoblar aun en el sentido de la Doctrina Espirita. Mas, primeramente es importante identificar como la sintonía deseada, con algo o alguien, puede ser establecida. Entendiendo mejor para sintonizar…

Explorando la selección que son hechas todos los días, se tiene más claramente el sentido de sintonía. Pero, esta claridad solo aparece cuando son respondidas ciertas preguntas. ¿Por qué asistimos un determinado noticiario en la televisión?, ¿Por qué escogemos cierta profesión?, ¿Por qué queremos aproximarnos a ciertas personas?, ¿Por qué compramos este o aquel producto? ¿Se podría establecer más de una cuestión: en lo que estas preguntas mejoran el entendimiento de la sintonía? La respuesta es simple, pues, todas las decisiones ocurren basadas en alguna forma de conocimiento que son establecidas sobre estos asuntos. Entonces, cuanto más el individuo se capacita, amplia el conocimiento sobre algo, mas sintonizado esta con este algo. Así, buscar la sintonía es aproximarse a algo, algún asunto, alguien, etc., con el mayor número de detalles posibles, o sea, es buscar el conocimiento sobre el objetivo en cuestión. Por esto, las cuestiones son la llave para descubrir mejor el sentido de la sintonía y entender cómo se consigue encontrar la relación u objetivo deseado.

Un ejemplo clásico puede ilustrar mejor lo que fue puesto: cuando alguien va asistir a una película en el cine y la lengua hablada no es el portugués, solo aquellos que estudiaron el tema práctico de la lengua original de la película lo van a entender, los otros no sintonizarán la lengua original. Para evitar este problema, los subtítulos en portugués fueron idealizados, resolviendo la cuestión de la sintonía para entender las escenas presentadas.

Entonces…

Ahora, se puede colocar la sintonía en términos de la Doctrina Espirita. Quien la estudia con regularidad adquiere una sintonía con su contenido, tornándose afín a sus orientaciones, o sea, sintonizando como espíritu y, consecuentemente espirita. Pero esto no vale solamente para esta Doctrina, vale para todo en la vida, en todas las escalas. Pero, volviendo a hablar del Espiritismo, se encuentra uno de sus fundamentos, una de las mejores aplicaciones para la sintonía: la mediúmnidad. En ella, se pude percibir lo importante que es el establecimiento de la sintonía, pues, la comunicación espirita solo sucederá cuando esta ligación fuese mutua, armónica y por voluntad propia de ambos participantes (encarnados y desencarnados). Lo más interesante es que la frase subliminal, inmediatamente anterior, manifiesta el propio concepto de sintonía que los diccionarios y enciclopedias traen en su contenido (acuerdo mutuo; armonía; concomitancia; reciprocidad)

Por fin…

Sintonizar algo, alguien o alguna cosa es establecer una relación afín con estos objetos. Recordando: la relación científica dada a la sintonía en el segundo párrafo de este texto (donde es citada la reducción de impedancia), puede ser reforzada por lo que se acabó de mencionar, pues, reducir impedancias significa disminuir los impedimentos, no impedir, facilitar la ligación entre cosas. Debido a esto, la sintonía es tan importante para el Espiritismo, ya que cada uno es lo que piensa y emite de si para todos los otros el pensamiento de lo que es (determinadas FRECUENCIAS- vea Revista Ser Espirita, Nº 2 (9)). Muchos irán recibiendo estas frecuencias y sintonizándose con ellas estableciendo ligaciones que informan y comunican (4), no impidiendo los caminos para que el que fue informado llegue y alcance el objetivo de comunicar. De la misma forma, los espíritus desencarnados, que son afines a estos pensamientos, se aproximan a esas relaciones de contenido y establecen comunicaciones. Lo anverso también es verdadero: encontrando algún encarnado que simpatice con los contenidos de conocimientos de los desencarnados, también es posible al encarnado establecer una ligación comunicativa. Sin embargo, se pude dejar para discutir en otra oportunidad como se establecen estas conexiones más detalladamente, pues la comunicación mediúmnica es bastante compleja y exige el entendimiento de muchos conceptos más profundos.

Por Raul Jose Fermandes de Oliveira. Doctor en ciencias. Profesor de varias disciplinas del curso de Teología de la Facultad Doctor Leocádio José Correia.

Extraído de la Revista Ser Espirita. Traducido por Jacob

Referencias

[1] Xavier, Francisco Candido; Vieira Waldo. Evolução em Dois Mundos, (pelo espírito André Luiz). Rio de Janeiro: Federação Espírita Brasileira, 2003, pg. 71.
[2] Mecanismos da Mediunidade, (pelo espírito André Luiz). Rio de Janeiro Federação Espírita Brasileira, 2002, pg. 19, 21, 38, 41, 65.
[3] Xavier, Francisco Candido. Nos Domínios da Mediunidade, (pelo espírito André Luiz). Federação Espírita Brasileira, 2000, pg. 7, 24, 123.
[4] Melo, Jacob. O Passe, seu estudo, suas técnicas, sua prática. Rio de Janeiro: FEB, 1992.
[5] Cruz, Maury Rodrigues da. Cadernos de Psícofonias 2005 – Doutrina Social Espírita, (pelo espírito Antonio Grimm). Curitiba: Sociedade Brasileira de Estudos Espíritas, 2006, pg. 126.
[6] Cadernos de Psícofonias 2006 – Doutrina Social Espírita, (pelo espírito Antonio Grimm). Curitiba: Sociedade Brasileira de Estudos Espíritas, 2007, pg 116.
[7] Cadernos de Psícofonias 2007 – Doutrina Social Espírita, (pelo espírito Antonio Grimm). Curitiba: Sociedade Brasileira de Estudos Espíritas, 2008, pg 69.
[8] Notas de Aula proferida por Maury Rodrigues da Cruz através do espírito Antonio Grimm em 19.06.2009. Curitiba: Sociedade Brasileira de Estudos Espíritas, 2009, 3p digitado.
[9] Oliveira, Raul J. F. O que você entende por Frequência? Revista Ser Espírita, № 2. Curitiba: Editora MundoGEO, 2009.
[10] Sears, Francis Weston e Zemanski, Mark W. Física – Eletricidade, Magnetismo e Tópicos de física moderna. Vol. 3. Rio de Janeiro: Livros Técnicos e Científicos Editora, 1979.
[11] Hayt Jr., William H. e Kemmerly, Jack E. Análise de Circuitos em Engenharia. São Paulo: McGraw-Hill do Brasil, 1975.
[12] Miniaurélio Eletrônico versão 5.12. Corresponde à 7a. Ed., revista e atualizada, do Minidicionário Aurélio, da Língua Portuguesa. Curitiba: Editora Positivo, 2004.
[13] Grande Enciclopédia Larousse Cultural. São Paulo: Nova Cultural, 1998. Vol. 22, p.5409.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.