Cooperación

Para que una determinada persona dirija con éxito y eficiencia una empresa importante, no es suficiente su designación en el cargo. Se requerirá de ella un conjunto de cualidades superiores, a fin de que impulse la obra hacia la consolidación y la prosperidad. No solamente autoridad, sino también capacidad conductiva aliada al discernimiento. No sólo conocimientos teóricos y cultura sino, además, virtudes conjugadas con un claro concepto de las proporciones.

Cuando recursos abundantes son puestos al servicio de una cabeza carente de rumbo definido, se los puede comparar con un tesoro que ha sido confiado a la insensatez; del mismo modo, si la riqueza no se destina a fines útiles es como un navío a la deriva. Aquel que ejerza el gobierno deberá emitir impulsos de justicia, bondad, trabajo y disciplina, si está dispuesto a alcanzar los objetivos de la tarea que se le ha encomendado.

Cuando el poder es despótico, el pueblo padece simultáneamente intranquilidad y confusión; y si a la inteligencia le falta el timón del carácter equilibrado, esparce a su alrededor miseria, crueldad. De ahí que tengamos noticias de tantos tiranos nimbados de brillantez mental, y de tantos genios, que a pesar de su refinada sensibilidad son atrapados por el vicio.

Dentro del mundo íntimo, la voluntad es el capitán que inexorablemente debe cumplir con el menester que le corresponde. Y tanto como el administrador de un determinado servicio requiere la ayuda de asesores competentes, la voluntad hallará en la prudencia y la lógica, respetables consejeras de la jefatura de decisiones. Sin embargo, con suma urgencia, deberá convocar también al sentido de cooperación, para que él sustente sus impulsos.

En las diferentes categorías de la actividad terrestre, el orientador seguro sabe que una jerarquización natural rige la coexistencia de los valores indispensables para la vida. Por ejemplo, dispuesto a confeccionar un abrigo, el hilo necesitará el apoyo de la máquina; la máquina confiará en la competencia del operario; el operario se basará en el técnico que supervisa su trabajo; el técnico dependerá del directorio de la fábrica y, a su vez, el directorio de la fábrica habrá de conservar el equilibrio en relación con la marcha de la industria en general, de dónde extraerá el combustible económico que hace falta para alimentar el núcleo de servicio que obedece sus órdenes.

Observamos por consiguiente que, dentro del Estado Individual, con el propósito de atender al gobierno de su competencia y evitar colapsos para el equilibrio, la Voluntad debe recurrir al auxilio de la colaboración, a fin de que su actividad llegue a ser inteligible. La cooperación espontánea es el más importante ingrediente del orden. Entre la Gloria Divina y los límites subatómicos, el Universo puede ser definido como una sucesión de vidas concatenadas con la Gran Vida.

Cooperación significa obediencia constructiva a las imposiciones de la vanguardia, y al mismo tiempo respeto al socorro implícito para con las carencias de la retaguardia. Quien presta ayuda recibe ayuda y, silenciosamente, descubre la más segura fórmula de adaptación a los procesos evolutivos.

Espíritu Emmanuel

Médium Francisco Cândido Xavier
Extraído del libro «Pensamiento y vida»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.