Fe orgullosa

Vencedor-¿Cuándo usted “estire la pata”, o se vista “el traje de madera”, para donde ira?

-Después del juicio, mi destino es el Cielo.

-Su afirmación expresa seguridad. ¿Es seguro de eso?

-¡Segurísimo!

-¿Por qué?

-¡Acepté a Jesús!

-¿Eso es suficiente?

-Claro, según su palabra es por Jesús que vamos a Dios.

-¿Sin Jesús estamos perdidos?

-Ciertamente.

-¿Y aquellos que nunca oyeron hablar de él?

-No irán para el Cielo.

-¿No le parece una injusticia?

-Absolutamente. Dios tiene sus elegidos.

-¿Y usted se considera un elegido de Dios porque tuvo la oportunidad de conocer a Jesús?

-Sin duda.

-Dirección al paraíso…

-¡Puede creerlo!

-Eso lo coloca en un nivel superior…

-Recordando la expresión evangélica, “tu lo dijiste”.

-¡Que raro!… Siempre pensé que era la consciencia de nuestra pequeñez, hermanándonos a todos, jamás la creencia sectarista, el camino para el Cielo…

***

Bien aventurados los humildes, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Mateo, 5:3

Richard Simonetti

Del libro “O Céu ao nosso Alcance”
Fragmento traducido por Jacob

1 comentario en “Fe orgullosa”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.