Decisión

Somos exigidos constantemente por problemas y circunstancias de la vida a esforzar nuestra voluntad. Aunque dispongamos de muchas formas para tomar una actitud determinada o desarrollar una cierta acción, casi invariablemente estamos obligados a optar por un solo camino para expresar los proyectos que han de construir nuestro destino realmente avanzando paso a paso.

Necesitando caminar mil leguas, sólo adelantaremos. De ahí la importancia de la existencia terrena, temporaria y limitada en distintos aspectos, más rica y promisoria como oportunidades que nos facultan a automatizar el bien en nosotros mismos, mediante la posibilidad de ser buenos y útiles para con los demás.

Tomar decisiones es una necesidad permanente. Nuestra voluntad no puede ser fraccionada. Idea, verbo y acto expresan resoluciones de nuestra alma y ellos nos brindarán bendiciones de alegría o lecciones correctivas de nuestro yo. Vacilación es síntoma de debilidad moral, así como desánimo es índice de enfermedad.

La seguridad en el bien denuncia una felicidad real, y la confianza de hoy preanuncia a la serenidad futura. El progreso es fruto de nuestra determinación. No hay realización importante con intención indecisa. Excepto tú mismo, nadie decide tu destino. Si la oportunidad de la siembra es eventual e infinita, el determinismo de la cosecha es inevitable.

Guardas contigo tesoros de experiencias acumuladas en milenios, los cuales pueden crecer, aquí y ahora, conforme a tu criterio y resolución. Recuerda que la cuna de tu Espíritu fulge vida terrestre. El objetivo de la perfección es una inevitable bendición de Dios y la perennidad de la vida constituye el plazo para nuestra purificación, sin embargo, el minuto que estás viviendo es tu oportunidad para la selección de los valores, obedeciendo a lo que te marca tu hora cierta y manifestando tus propias condiciones en el ilimitado camino de la evolución.

Espíritu Andre Luiz

Médium Francisco Cândido Xavier
Extraído del libro «Opinión Espirita»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.