Un Recuerdo

Ante la estatua de Carlos I de España
y V de Alemania, dedicado a S: A. R.
el príncipe D. Alfonso

¡Cuánto anhelaba contemplar tu frente!
Porque en tu pensamiento te veía
con tu gentil y activo continente
con tu pujante y noble bizarría.

Luchando en la llanura, en la montaña,
envuelto en fuego, en sangre y humo denso;
derramando una luz viva y extraña
de tu inmensa ambición el foco inmenso.

Cuál te vio mi entusiasta fantasía,
tu imagen encontré noble y severa,
diciendo de tus ojos la osadía;
“¿Quién podrá detenerme en mi carrera?…

Quiero que el Orbe a mi poder sucumba,
y si yo no logro conseguir mi intento…
Encerraré en el hielo de mi tumba
la creación de mi ardiente pensamiento.

Esto revela tu orgullosa frente
donde se ve tu grandeza retratada;
y parece decir tu continente;
yo quiero de la vida, o todo o nada.

Yo saludo al artista que inspirado
supo dar a tu vida nueva vida,
¡Cuánto recuerdo allí se ha despertado
en mi mente febril y dolorida!

Viniendo a resonar hasta mi oído
de las marchas triunfales la armonía
y a sus vibrantes ecos confundido
el salmo funeral de la agonía.

De un palacio mi mente a ver alcanza
las pompas, las intrigas, el misterio;
y flotando diviso en lontananza
las torres de imponente monasterio.

Mansión de santa paz, donde está grabada
una inscripción que dice: “tierra… tierra”
Tu vanidad, tu orgullo, es polvo… Nada
solo en la tumba la verdad se encierra.

Y a través de confuso laberinto
tronos, cetros, palacios y otra gente.
La púrpura imperial de Carlos quinto
y el humilde sayal del penitente.

Todo pasó… Pasaron tus legiones,
esas sombras homéricas huyeron,
de tus hechos las grandes concepciones,
en la noche del tiempo se perdieron.

Si es cierto que a través de las edades
se puede transmitir aliento y vida,
y hacer que se comprendan las verdades
por un faro de luz desconocida.

Luz que debe brotar del solio mismo,
luz que debe venir del soberano.
Presta, ¡oh! Rey, tu grandeza, tu heroísmo
al infantil monarca castellano

Amalia Domingo Soler

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.